"Me despidió un algoritmo": empleados de Amazon denuncian que son penalizados por una inteligencia artificial

"Me despidió un algoritmo": empleados de Amazon denuncian que son penalizados por una inteligencia artificial
Los conductores que trabajan para la empresa de Jeff Bezos se inscriben, son evaluados y hasta despedidos sin ninguna intervención humana
Por iProUP
29.06.2021 08.41hs Empleo 4.0

Los repartidores de Amazon en Estados Unidos lo saben y están habituados: pueden ser despedidos por un algoritmo. 

En la empresa de comercio electrónico fundada por Jeff Bezos, la Inteligencia Artificial (IA) puede determinar que estás haciendo mal tu trabajo y enviarte un correo electrónico para decirte que no vuelvas más. 

Según informa Bloomberg, la flota de conductores de reparto de Amazon Flex pueden ser contratados -y despedidos- por algoritmos.

Para garantizar que las entregas en el mismo día y otras entregas lleguen a tiempo, Amazon utiliza millones de conductores subcontratados para su programa de entrega Flex, iniciado en 2015.

Los conductores se inscriben a través de una aplicación para teléfonos inteligentes mediante la cual pueden elegir los turnos, coordinar las entregas e informar de los problemas. Pero la dependencia de la tecnología no termina ahí, ya que también se supervisa su rendimiento y se los despide mediante algoritmos con nula intervención humana.

Estas personas aceptan ser monitorizadas por el sistema de Amazon, a cambio de un sueldo de 25 dólares a la hora.

Humano vs. máquina

Los conductores de Amazon denuncian despidos injustos debido a la Inteligencia Artificial
Los conductores de Amazon denuncian despidos injustos debido a la Inteligencia Artificial

El miedo a que la automatización acabe con nuestros trabajos se suele referir al uso de máquinas y sistemas inteligentes con un rendimiento superior al de las personas; no al miedo literal de que una máquina te despida. Pero eso es lo que el veterano de 63 años, Stephen Normandin, le contó a la agencia de noticias norteamericana. El estilo de este repartidor es, en sus propias palabras "de la vieja escuela", dando el "110%" en su trabajo; pero los sistemas que controlan el rendimiento de los empleados de Amazon no lo interpretaron de la misma manera.

Normandin acusa a Amazon de castigarlo por problemas que estaban fuera de su control; como casos en los que no pudo entregar el paquete porque el complejo de departamentos estaba cerrado. Para los sistemas de Amazon, las circunstancias no importan, y sólo cuentan como que el paquete no fue entregado, y el culpable es el repartidor

Según cuenta Bloomberg, el sistema puede despedir a menudo a los trabajadores sin motivo aparente. Una trabajadora dijo que su calificación (que va de Fantástico, Estupendo, Regular o En Riesgo) bajó después de que se viera obligada a detener las entregas debido a un pinchazo en las ruedas de su vehículo. Más tarde, consiguió subirla a una calificación de "estupenda" durante las siguientes semanas, pero su cuenta fue finalmente cancelada por violar los términos de servicio de Amazon. Impugnó el despido, pero la empresa no quiso readmitirla.

"Siempre que hay un problema, no hay apoyo. Sus vos contra la máquina, así que ni siquiera intentas defenderte", se queja un trabajador al mismo medio. Otro conductor no pudo entregar paquetes en un complejo de apartamentos porque estaba cerrado con la puerta bloqueada, y los residentes no respondían al teléfono. En otro edificio, una taquilla de Amazon no se abrió. Su calificación también bajó y pasó seis semanas intentando subirla, sólo para ser despedido por estar por debajo de un nivel prescrito.

Si un conductor considera que fue despedido injustamente, muchos creen que tampoco hay muchos recursos. En Estados Unidos, los conductores deben pagar 200 dólares para impugnar cualquier despido, y muchos dijeron que no vale la pena el esfuerzo. 

Dentro de Amazon, sin embargo, el programa Flex fue calificado como un éxito, según dijo un antiguo ingeniero que trabajó en el programa. Y eso se refleja en las cifras. Alrededor de 4 millones de conductores se han descargado la aplicación en todo el mundo, incluidos 2,9 millones en Estados Unidos, según el informe. Más de 660.000 personas en Estados Unidos han descargado la aplicación sólo en los últimos cinco meses.

Amazon dijo que los reclamos de los conductores sobre el maltrato y el despido injusto eran anecdóticos y no representan la experiencia de la gran mayoría de los conductores de Flex. "Hemos invertido mucho en tecnología y recursos para proporcionar a los conductores visibilidad sobre su situación y elegibilidad para seguir entregando, e investigar todas las apelaciones de los conductores", dijo al respecto la vocera Kate Kudrna a Bloomberg.

Empleo 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído