Más artículos

El efecto home office ya llegó: argentinos se accidentan menos, pero se enferman más

El efecto home office ya llegó: argentinos se accidentan menos, pero se enferman más
En lo que va del año se disminuyó la cantidad de accidentes de trabajo, pero se incrementaron los casos de enfermedades profesionales
Por iProUP
23.11.2020 19.59hs Empleo 4.0

La pandemia hizo que muchas personas tuvieran que trabajar desde sus casas, es decir, hacer teletrabajo. Fueron muchos los rubros que debieron comenzar a poner en práctica esta modalidad, al igual que hubo otros rubros cuyas actividades quedaron suspendidas por un largo tiempo. 

Este es el motivo por el que se redujeron los accidentes de trabajo. La cantidad de casos notificados al sistema de riesgos de trabajo cayó un 28,4% en comparación con el mismo período de 2019. Cabe mencionar que esto incluye los accidentes en los lugares de trabajo, aquellos ocurridos in itinere -en el trayecto de ida o de vuelta del trabajo- y las enfermedades profesionales. 

Sin embargo, los casos reportados como enfermedades profesionales subieron 119,1% en igual lapso, de acuerdo a lo indicado por un informe de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT).

La pandemia hizo que muchas personas trabajaran desde sus casas
La pandemia hizo que muchas personas trabajaran desde sus casas

Dentro de ese porcentaje, los casos con enfermedades profesionales y baja laboral treparon 274,7%, mientras que las relacionadas con secuelas de incapacidad bajaron 59,3% interanual.

De acuerdo al informe citado, estos datos se mantienen en los registros de los meses siguientes pese a la salida del aislamiento en la mayor parte del territorio nacional para entrar en condición de distanciamiento. 

Así se manifiesta el aumento de casos

Según Télam, un claro ejemplo de esta situación es que en octubre de 2019 la cantidad de accidentes laborales registrados sumaron 35.078, casos mientras que el mes pasado sumaron 19.185, equivalente a una merma de alrededor del 45%.

Por su parte, los casos in itinere fueron 12.107 en octubre de 2019, mientras que en igual mes del corriente año se registraron 5.768. Cabe mencionar que esta información de la SRT es provisoria, tal como lo indica la agencia de noticias. 

Algo similar sucedió con las enfermedades laborales. Si de este item se excluye el Covid-19, de las 9.191 registradas de octubre de 2019 cayeron a solo 1.619 casos el mes pasado.

El coronavirus en el trabajo

El informe idica que, en términos relativos, la incidencia del Covid afectó más a las mujeres, ya que en este grupo los casos con enfermedades presentaron una suba del 185,6% interanual mientras que en los hombres fue del 92,9%.

Es por eso que el aparato respiratorio fue el más afectado en las enfermedades profesionales denunciadas. En este punto se observó un aumento del 764,6% interanual al cierre del primer semestre, lo cual implica que se pasó de 1.839 casos en el primer período a un total de 15.900 entre los meses de enero y junio de 2020.

El incremento de las enfermedades que afectaron al sistema nervioso tuvo un aumento del 46%, pero el número real no es tal elevado: pasaron de 41 a 60. 

Las enfermedades respiratorias fueron las que más afectaron a los trabajadores
Las enfermedades respiratorias fueron las que más afectaron a los trabajadores

La cantidad de accidentes está en descenso

Independientemente de estos números, desde el sector aseguran que desde la entrada en vigencia del sistema de riesgos del trabajo, la cantidad de accidentes comenzó a descender.

Los informes reflejan también que entre fines de marzo y abril, período en que la actividad estuvo paralizada en gran parte del territorio por la pandemia, los accidentes laborales disminuyeron sustancialmente.

Luego de que comenzaron las flexibilizaciones de las medidas y de que se pasó del ASPO al DISPO, los números comenzaron a retornar a valores cercanos previos al aislamiento. Este es un valor que varía de acuerdo a la región de la que se hable, dado que todas cambiaron su realidad epidemiológica en momentos distintos.

Cabe destacar que las aseguradoras de riesgos del trabajo afirmaron que la baja de accidente no se tradujo en un ahorro para el sistema, debido a que otras variables gravitaron en el costo siniestral. En este sentido se pueden mencionar la demora en el cierre de juicios que representa devengamiento de más intereses, el atraso en las altas de los tratamientos y el mayor costo de prestacional médico (encarecido por actualización inflacionaria más los módulos Covid por lo que representa en materia de protocolos).

Por último, según Télam, también advirtieron que el escenario se complejizó con demoras en la cobranza y disminución de las cápitas cubiertas, en un escenario con falta de actualización tarifaria.

Empleo 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído