Más artículos

La Reserva Federal de Estados Unidos quiere competir con la Apple Card

La Reserva Federal de Estados Unidos quiere competir con la Apple Card
El banco central de EEUU quiere sacudir las cosas construyendo su propio servicio de pagos rápidos, compitiendo con bancos como JPMorgan Chase
16.08.2019 11.14hs Economía Digital

Aunque es fácil distraerse con la nueva tarjeta de crédito Apple Card, la mayor noticia en materia de pagos la semana pasada fue un anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos. El organismo quiere construir su propio servicio de pagos rápidos, compitiendo con bancos como JPMorgan Chase.

La tarjeta de titanio de Apple ya está llegando a las casas de los primeros usuarios para conectarse con los iPhone y darles un reembolso de 2% en cada compra que hagan. La Apple Card proclama su "simplicidad, transparencia y privacidad" superior a las de las tarjetas familiares de alta gama como la Chase Sapphire Reserve, de JPMorgan Chase. La aplicación del iPhone enumera las cosas que los usuarios han comprado y muestra claramente los intereses de dos dígitos.

Aquí es donde entra la Fed. Ha desafiado el lobby y la insistencia de algunos republicanos de que los bancos deberían controlar pagos más rápidos para empujar a EEUU hacia el siglo XXI

El apego estadounidense a escribir cheques se está desvaneciendo y las tarjetas de débito con chips se están consolidando. Pero la ineficiencia de la infraestructura subyacente refuerza el control de los bancos y restringe la competencia. Los beneficios de pagos más rápidos son más profundos y son difíciles de entender hasta que los consumidores los experimentan.

Una infraestructura abierta y eficiente puede permitir a muchas empresas, no sólo los bancos, innovar y crear servicios. Cuando los bancos controlan sus propias plataformas, favorecen lo que conocen.

Los grandes bancos han manifestado su desacuerdo con que haya necesidad del servicio FedNow, argumentando que ellos lanzaron su propio servicio de pagos rápidos en 2017. Pero hasta ahora maneja volúmenes limitados y numerosos bancos más pequeños, de entre los 10 mil en EEUU, lo consideran sospechoso.

Los bancos sólo permiten que sus pares usen sus redes directamente; PayPal obtiene acceso a través de JPMorgan. El grupo es menos abierto que servicios en otras partes del mundo, incluyendo el Reino Unido, donde el grupo de tecnología financiera TransferWise se convirtió el año pasado en la primera entidad no bancaria en conectarse a la red de Faster Payments. Australia también diseñó su servicio de pago rápido para fomentar el acceso.

La Fed se ha referido sólo a bancos usando FedNow, pero, tal como lo señaló Amazon en su carta de comentarios a la Fed, el crecimiento de los servicios de pagos en tiempo real garantizaría "una alternativa a largo plazo a los servicios existentes de tarjetas de crédito y débito de alto costo".

La idea de que minoristas como Amazon adopten nuevos métodos de pago para contrarrestar las altas tarifas de transacción que alimentan la industria de las tarjetas de crédito.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Economía Digital
Te puede interesar
Recomendadas