Lanzan en la Argentina los alimentos "inteligentes" tras millonaria inversión de Jeff Bezos, dueño de Amazon Más información
Más artículos

Este millonario de WeWork preocupa a inversores días antes de salir a la Bolsa

Este millonario de WeWork preocupa a inversores días antes de salir a la Bolsa
La compañía de coworks prepara su salida a la Bolsa pero algunos movimientos de uno de sus directivos han prendido alertas rojas
20.08.2019 16.22hs Economía Digital

WeWork, la empresa que alquila espacios de trabajo compartidos valorada en u$s47.000 millones, tiene todos sus ojos puestos en la salida a la Bolsa en septiembre de este año, por la que espera recaudar u$s3.500 millones vendiendo acciones.

La compañía fundada en 2010 por el israelí - estadounidense Adam Neumann inició su actividad en Nueva York y está presente en 18 países. Neumann es el accionista mayoritario gracias a las ventas de sus acciones y préstamos por u$s700 millones.

Neumann, de 40 años, tiene una fortuna estimada de u$s4,1 mil millones, ha dado a los posibles inversores razones para preocuparse. Presuntamente ha comprado edificios solo para alquilárselos a WeWork, algo que, según el Wall Street Journal, preocupa a varios inversionistas privados de la compañía por el potencial conflicto de interés, ya que el CEO de la empresa se beneficia de las rentas u otros términos establecidos en sus contratos con la compañía.

Antes de que Neumann obtuviera control sobre la compañía, intentó negociar un contrato de alquiler en un edificio de Chicago en 2013 pero la junta de la compañía se lo negó por un posible conflicto de interés. Al año siguiente Neumann obtuvo el control de la compañía, al contar con el 65% de los votos de la junta y compró varias propiedades, algunos de los cuales fueron alquilados por WeWork.

Además, él CEO y la compañía habrían establecido presuntamente una nueva estructura corporativa que les permitiría a él y a otros expertos evitar impuestos sobre los dividendos que WeWork pudiese llegar, al tiempo que otros inversores sufren doble imposición, según el medio. Esos movimientos son "alertas rojas" para los inversores, según David Erickson, investigador principal en finanzas de la Wharton School of Business de la Universidad de Pennsylvania.

La compañía informó que debido a que invierte mucho para hacer crecer su negocio perdió casi u$s2.000 millones en 2018. Con estas cifras, WeWork enfrenta vientos en contra ya que el modelo comercial se basa en acuerdos de ingresos a corto plazo y pasivos de préstamos a largo plazo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar