Más artículos

¿Se acabó la era de las tarjetas y el efectivo?: los pagos "con la cara" ganan mercado a nivel global

¿Se acabó la era de las tarjetas y el efectivo?: los pagos "con la cara" ganan mercado a nivel global
En China, se prevé que a finales de este año más de 500 millones de consumidores opten por la modalidad de pago móvil en terminales de punto de venta
15.07.2019 08.54hs Economía Digital

La tecnología en el mundo de los pagos avanzan a paso acelerado. Con la llegada de los pagos con QR, el efectivo e inclusive las tarjetas están perdiendo cada vez más fuerza. Sin embargo, un estudio asegura que el futuro estará asociado a la biometría.

"El consumidor 3.0 realizará la inmensa mayoría de sus gestiones comerciales a través del teléfono. En países como Suecia, hoy en día más del 90% de las transacciones ya se realizan así, incluido el pago del transporte público y las colectas en las iglesias. El dinero de papel está llamado a desaparecer", explican desde la escuela de negocios ESADE en su estudio el consumidor en 2030.

Por ejemplo, en China está evolucionando gracias al uso de la inteligencia artificial y reconocimiento facial. Esta convergencia entre ambas tecnologías está siendo cada vez más utilizada en aeropuertos, subterráneos y hasta en granjas de cerdos. 

Asimismo, se prevé que a finales de este año más de 500 millones de consumidores opten por la modalidad de pago móvil en terminales de punto de venta.

En varias tiendas de China ya está siendo implementado el servicio "Smile-to-pay" de Alipay (filial de Alibaba), el cual fue desarrollado durante varios años, debutó en 2017 y para 2018 ya estaba instalado en más de 300 locales. En diciembre de 2018 el sistema se actualizó con la máquina de pago Dragonfly, una tablet con cámara frontal y procesador rápido que permite identificar al usuario en tres dimensiones y compararlo con la base de datos. 

El funcionamiento es muy simple: el usuario se debe registrar inicialmente y escanear su cara en Alipay, para comenzar a pagar sin efectivo, tarjeta o celular. El cliente debe seleccionar pagar con Alipay, la cámara se activa y toma una foto del rostro que le permite identificarlo, se confirma el pago y la operación está hecha.

En España, se prevé que ya este año los usuarios de pagos por el móvil casi se dupliquen, aumentarán un 48%, respecto a hace solo tres años, en 2016. Esto supone 2,5 millones de usuarios de esta tecnología en 2019. 

"China es una muestra de que en el mundo de los pagos ya ha habido una gran revolución, en menor medida, también la está habiendo en India.. En Europa no sé si podemos hablar de revolución, pero estamos inmersos en un proceso de transformación muy fuerte", , asegura Ignacio Bañón, responsable de Pagos Globales de BBVA

Además, agrega que "el efectivo ya ha sido superado por las tarjetas, podemos pagar con el teléfono, con un click, con la cara, podemos mandar dinero a un amigo desde WhatsApp, en segundos, instantáneo y gratis, cada vez compramos más usando el comercio electrónico. Además, el 70% de los pagos con tarjeta es contactless".

Según los creadores, no es fácil engañar al sistema porque puede reconocer cuando se trata de una foto de dos dimensiones y no un rostro real, y es capaz de identificar si el usuario cambió su peinado o si se maquilló. Con respecto a la privacidad un empleado de Ant Financial, empresa que gestiona los pagos de la plataforma, explica en un video introductorio que "no almacenamos datos, y todos los que se envían para hacer la verificación están cifrados"

Los pagos biométricos parecen ser otra de las revoluciones en e-commerce y tiendas tradicionales. Amazon y sus tiendas Amazon Go son un ejemplo, donde podemos entrar y llevarnos lo que deseamos sin pasar por caja porque el sistema se encarga de registrar lo que tomaste y cobrarlo de tu cuenta de Amazon. Otros sistemas se están probando por lo que es posible incluso poder pagar usando la voz para identificar al comprador.

Te puede interesar
Recomendadas