Más artículos

Amazon viene a la Argentina, ¿verdad o mito?: Macri seduce, Bezos espera y los "brotes verdes" se van secando

Amazon viene a la Argentina, ¿verdad o mito?: Macri seduce, Bezos espera y los "brotes verdes" se van secando
La posible llegada al país de Amazon, de la mano de sus datacenters, despertó grandes expectativas. A 6 meses de las elecciones, hay más dudas que certezas
Por Ricardo Fanti
24.05.2019 06.15hs Economía Digital

Desde el inicio del gobierno de Cambiemos, los rumores sobre el arribo al país de la firma de Jeff Bezos fueron ratificados por altas fuentes oficiales pero refutados por la propia realidad: en pleno 2019, el proyecto sigue stand-by y sin un horizonte claro a la vista.

Mucho se habló del tema, pero pocas precisiones se han dado al respecto. En un principio, se barajaba la posibilidad de que Amazon "bajara" al mercado local con su todopoderoso negocio de eCommerce, lo que hizo incluso saltar las alarmas dentro de Mercado Libre.

Esa posibilidad se diluyó rápidamente, por motivos lógicos: la infraestructura para soportar una logística del calibre del mayor portal transaccional del mundo es, hoy por hoy, imposible de imaginar en Argentina. Sólo por citar un ejemplo: es impensable pensar en envíos Prime -24hs- entre provincias con la actual red de correos y transporte (aviones de carga, trenes y camionesdesplegada en territorio nacional.

Incluso el propio Mercado Libre, que monopoliza el comercio en línea, tampoco escapa a estas limitaciones: está terminando su centro de distribución en el gran Buenos Aires para poder acercarse a su "sueño" de entregas inmediatas, al menos en Capital Federal y GBA.

Por otro lado, la maduración de los medios de pago online, indispensables para un negocio de estas características, si bien avanza a paso firme todavía sigue lejos de las tasas de adopción que exhiben los países del primer mundo.

Así, la firma de Galperín por ahora respira tranquila: por ahora, nadie le hace sombra; ni siquiera la segunda firma más valiosa del mundo.

Por otro lado, una posibilidad que sí se mantuvo latente y cobró fuerza a partir del inicio de la gestión macrista fue su desembarco pero con el otro gran negocio de la compañía: el almacenamiento de datos. Es decir, la instalación del primer datacenter de Amazon Web Services (AWS) en el cono sur.

A mediados de ese año, Michael Punke, vicepresidente de política pública mundial de AWS firmó un Memorándum de Entendimiento (MoU) por un año con el Ministerio de Modernización.

Más aun, la firma ayudó a capacitar a funcionarios públicos en el uso de herramientas para la nube, apoyó el desarrollo de negocios basados en esta tecnología en Argentina y asistió al Gobierno en sus objetivos de modernización de TIC.

Se trató de un acuerdo sumamente importante para Cambiemos. Tal es así que el propio Macri estuvo presente en la ceremonia. El viaje de Bezos y su ex mujer, MacKenzie Tuttle, a la Patagonia no hizo más que aumentar la expectativa, aun cuando solo fue por motivos vacacionales.

Fue como un baldazo de agua fría la posterior y sorpresiva elección de Colombia como el primer país de América del Sur en recibir inversión directa de AWS. Ni Argentina ni Chile pudieron hacerse de ese honor, pese a sonar en la previa como los favoritos.

Una historia de desencuentros

El "operativo seducción" de Argentina y Chile no es sólo por lo que representa Amazon como marca. El paquete incluye además u$s1.000 millones solamente para la construcción de su centro de datos y cientos de empleos de calidad impulsados por la transformación digital.

Asimismo, la llegada de un negocio de estas características hubiese significado un verdadero envión para la industria tecnológica nacional en la actual gestión gubernamental.

Para Marina Rosso Siverino, Presidente de la Comisión de Tecnología, Innovación y Transformación Digital del Centro Argentino de Ingenieros (CAI) y especialista en telecomunicaciones, AWS aportaría "una competencia fuerte de servicios en la nube con estándares altísimos de calidad que, hasta ahora en Argentina, no hay".

"Los datacenters del mercado siguen con los servicios tradicionales. Es un operador que tiene un muy buen servicio de customer care, algo que en nuestro país es regular en todos los segmentos", añade.

A pesar de que el país sigue en pie en la carrera por recibir la inversión multimillonaria de la empresa de Seattle, hoy las negociaciones parecen estar en un punto muerto, de cara a lo que pase en las elecciones generales de octubre.

Una alta fuente de Amazon Web Services confirmó a iProUP que, al menos por ahora, no hay avances en los planes de expansión de la firma en la región. "Nada de nada" fue la respuesta del ejecutivo a la pregunta sobre la posibilidad de que hubiera novedades en el corto plazo.

¿Significa que Argentina quedó fuera de carrera, producto de los grandes interrogantes en el plano político y económico? No necesariamente, pero las turbulencias locales, que se reflejan en el circuito financiero, alejan cada vez más el ansiado desembarco del gigante estadounidense.

En tanto, una fuente gubernamental de la nación trasandina señala a iProUP que "el tema no está cerrado" y las naciones más australes de Sudamérica "siguen en carrera" para alojar al centro de datos de Amazon, aunque sin plazos concretos a la vista.

"Son dos subregiones distintas. Colombia está más al norte, mientras que Argentina y Chile están en el Sur. En términos de latencia (tiempo de respuesta), la ubicación geográfica es muy importante", explica a iProUP el ejecutivo regional de una importante empresa que también prefirió no ser mencionado.

Colombia, sí; Argentina, por ahora, no

Por ahora, los esfuerzos para traer a la empresa no han dado frutos. Colombia es, hoy por hoy, la favorita de Bezos y equipo, país en el que ya instaló una oficina de atención al cliente y un centro de cómputo para agilizar la carga de contenidos alojados en AWS, ambos ofreciendo servicios para toda la región.

Por cierto, no se trató de una decisión tomada a la ligera. Según Rosso Siverino, "Colombia dispone desde hace años de una Agenda Digital acorde con estándares mundiales que no ha cambiado con sus distintos presidentes".

En ese sentido agrega: "Desde la creación de su inicial Ministerio de Modernización a su actual Ministerio TIC, son varias áreas del gobierno que trabajan para el avance de este país en materia digital, con independencia unas de otras y los puestos ocupados por gente de reconocida carrera del ámbito privado y público".

La experta destaca además que el país va camino a una nueva Ley TIC, llamada "Fomento a la Inversiones" y celebra la creación de una zona franca donde amarran innumerables cables submarinos. Esto, detalla, posibilitó la construcción de nuevos datacenters, todos ellos Tier IV (en términos simples: los mejores del mercado).

Daniel Tricarico, presidente de la Asociación de Emprendedores de la Argentina (ASEA), aporta otro dato: "Así como los inversores piden a las startups que estén cerca de su negocio, Amazon privilegiaría que sus ejecutivos estén cerca del datacenter".

En este sentido, a un estadounidense le tomaría menos horas llegar a Bogotá que a Chile o Buenos Aires. No obstante, el directivo repara en otro aspecto: "El talento está en la Argentina, sólo falta que se acomoden las variables macro".

Por ello, Tricarico interpreta las iniciativas de Amazon en Colombia como una suerte de"softlanding" (aterrizaje suave) para luego pisar en otras naciones de la región.

En Argentina, mientras tanto, queda mucho camino por recorrer. Si bien Rosso Siverino considera que es factible la instalación de AWS en suelo local, el punto más débil es la alimentación eléctrica, "ya que por regulación es un único distribuidor por zona".

"De los costos, el driver principal de un datacenter es la energía eléctrica, y el saber manejarla tanto desde el punto de vista técnico como económico es primordial", añade.

Sobre el contexto económico, si bien la especialista resalta que se trata de inversiones a largo plazo, advierte que "el problema de Argentina es que no sale de su ciclo de crisis, y para cualquier empresa que recauda en pesos y sus insumos son en dólares, se hace cuesta arriba".

Como punto a favor, apunta que los costos de construcción, así como los sueldos del personal idóneo para esta operación, son en moneda local. "somos los mas baratos de la región y Amazon tiene un nombre en nuestro país", explica.

Entender la "no" llegada de Amazon requiere también profundizar en el panorama financiero doméstico. La promesa de una "lluvia de inversiones" es, a 3 años y medio de transcurrido el gobierno de Macri, más una expresión de deseo que una realidad.

En rigor, los desembolsos productivos sufrieron un nuevo derrumbe en marzo y esta vez fue de 18% interanual, según la consultora Orlando Ferreres y Asociados.

Así, a un escenario que presenta una alta competencia de Chile y Colombia, se ha sumado la turbulencia interna, que no disipa la bruma; por el contrario, no hace más que enturbiar las