Más artículos

Más barato que la tarjeta: millones de argentinos ya pagan con Código QR para aprovechar fuertes descuentos

Más barato que la tarjeta: millones de argentinos ya pagan con Código QR para aprovechar fuertes descuentos
La modalidad es muy popular entre los usuarios y los comercios no quieren quedarse afuera por las ventajas que representa con respecto al POS tradicional
Por Juan Bergelín
11.03.2019 06.00hs Economía Digital

Ya dejaron de ser una "cosa rara" y se convirtieron en parte del paisaje habitual de los argentinos. Se los puede ver en ferias, supermercados chinos, locales de ropa y gran cantidad de negocios. A casi un año de su implementación en el país como medio de pago, los códigos QR siguen creciendo y cada día gozan de mayor aceptación.

La comodidad de realizar la transacción desde el teléfono celular y a un costo más bajo para el comercio son dos de los motores que le dan impulso a esta operatoria, que promete consolidarse aún más este año.

"Se viene una revolución en las formas de pago", asegura el CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín, en relación con esta modalidad, que permite que el comerciante cobre y reciba su dinero en el momento, y al comprador abonar usando dinero de su cuenta de Mercado Pago, tarjeta de débito o de crédito, con sólo 3 movimientos del dedo en su celular.

Además, hay dos patas que juegan un rol fundamental para potenciar el uso del QR, siglas que provienen del inglés Quick Response o "Respuesta Rápida":

- Desde la óptica meramente comercial, cada vez se ofrecen más beneficios para tentar a los usuarios a optar por esta modalidad

- El Estado, a través de la AFIP, obliga a los comercios a aceptar tarjeta de débito y, en este caso, el código QR es una de las opciones más económicas para estar en regla

Por lo pronto, aquel que quiera comprar un producto o un servicio con esta solución -ya sea en puntos de venta o en tiendas virtuales- debe instalar una billetera digital en su celular.

En el país ya hay seis que facilitan esta implementación:

- Mercado Pago, de Mercado Libre

- VALEpei, de Red Link

- Todo Pago, de Prisma Medios de Pago

- PIM, del Banco Nación

- Ualá

- Yacaré

Sólo Mercado Pago ya procesó 3 millones de operaciones con QR en 2018 y posee más de 260.000 negocios adheridos, por lo que este año tiene todo a su favor para consolidar esta tendencia. Y uno de los pilares en los que apuntalará este crecimiento es, justamente, el menú de beneficios que brindan las billeteras a los comercios.

Cuánto cuesta cobrar con QR

Los comercios ven en el QR un sistema más redituable respecto a la clásica tarjeta. En concreto, se trata de un mecanismo de captura para canalizar una operación, con lo cual el costo final que afrontarán dependerá del medio transaccional utilizado por el usuario.

"No es un instrumento de pago en sí mismo, sino un mecanismo de conexión que permite unir al consumidor con el comercio y prescindir de una tarjeta", grafican en el mercado.

De todos modos, lo que resulta económico para el que recibe el dinero de la operación es que para adherirse no tiene que afrontar costo alguno. Tampoco, instalar ninguna terminal lectora de tarjetas.

"Hemos lanzado una solución de cobro con QR autogestionable por cualquier establecimiento, para que pueda descargar su propio código desde la app sin incurrir en desarrollos tecnológicos", afirma Fernández, de Prisma, a iProUP.

Además, asegura que eso les ofrece a los comercios disponer de la misma tecnología que hoy utilizan las grandes empresas.

A la hora de calcular la variable económica, hay que analizar los costos asociados a cada transacción realizada bajo esta modalidad.

Por ejemplo, si una persona cuenta con una billetera digital para pagar un producto en un comercio que opera con código QR:

1. El mecanismo utilizado es el PEI (Pago Electrónico Inmediato) 

2.- El precio resulta ser más reducido para el que cobra 

3.  La acreditación es en el acto

4.- El pago se hace mediante transferencia inmediata

5.- No se aplican retenciones impositivas

6.- La comisión puede rondar el 0,7% del monto de la operación

Existen otros esquemas en los cuales, si bien se cobra mediante QR, lo que hay detrás es un pago con tarjeta:

- Con débito: no hay costo y la acreditación es también instantánea

- Con crédito: la operación tiene un costo y se cobra un adicional para disponer de los fondos en el acto

"Los comercios no tienen que abonar comisión si el cliente paga con tarjeta de débito o dinero en cuenta de Mercado Pago. Más aun: reciben el dinero de manera inmediata", detallan desde la compañía.

Y añaden: "Tampoco el servicio está atado a una tarifa inicial ni de mantenimiento: solamente deben imprimir el código QR o mostrarlo desde un smartphone o una tablet".

Sin embargo, en el caso de la tarjeta de crédito la billetera del gigante del e-commerce cobra hasta el 6% con acreditación inmediata y recién tiene costo 0% si el establecimiento no solicita los fondos hasta 90 días después.

En Prisma, en tanto, la comisión es de 3,99%, aunque depende del esquema de ventas y de la cantidad de cuotas. En ambos casos, hay que agregarle los impuestos asociados a la compra, como Ingresos Brutos, IVA, Ganancias, etc.

"Hay un trabajo de adquirencia, que es por lo que se cobra: permitirle al comercio acceder a una masa determinada de tarjetahabientes, proveer un servicio de control del fraude y brindar respaldo ante un hecho irregular, entre otras cuetiones", explican desde el Banco Central a iProUP.

Además, los bancos recaudan una tasa de intercambio entre la entidad que emite el pago y la que recibe el dinero, que también está incluida en los cargos al comercio por el uso de plásticos para cobrar sus ventas.

El costo por utilizar una terminal POS para aceptar tarjetas arranca en los 400 pesos. La comisión por venta es 3,99% para plásticos de débito y de 3,49% para los de crédito en una cuota.

Con respecto a la acreditación de los fondos, los comerciantes reciben el dinero a los cinco días hábiles para las operaciones con débito, en tanto que para las ventas con crédito el plazo es del doble.

En ascenso

"Desde que lanzamos la modalidad, el 31 de mayo, el crecimiento de su uso ha sido exponencial. Ya procesamos más de 3,5 millones de pagos en los más de 260.000 comercios que aceptan esta tecnología", explican desde Mercado Pago.

Como anticipó iProUP, el gigante del e-commerce selló una alianza con los supermercados chinos para que extiendan esta modalidad. Se trata de una iniciativa clave para masificar esta operatoria.

Larravide, gerente comercial de Red Link, detalla que la billetera VALEpei registró un crecimiento impactante: 524% en los últimos 18 meses, incluyendo tanto las operaciones con QR como los envíos de dinero entre usuarios de la aplicación.

Desde Prisma sostienen que el número de transacciones que realizan a través de Todo Pago se duplicó mes a mes durante el último trimestre.

"A lo largo de 2018 triplicamos la cantidad de descargas de nuestra app gracias al uso del QR y al pago de servicios y recargas de SUBE y del celular", sostiene Carlos Fernández, gerente de Desarrollo de Nuevos Negocios e Inteligencia Comercial de la compañía, que ya cuenta con más de un millón de usuarios en Todo Pago.

Asimismo, para motorizar el crecimiento de este sistema, las plataformas transaccionales tuvieron que salir a captar comercios, en paralelo al lanzamiento de fuertes campañas de beneficios, promociones y otras acciones de marketing.

En Prisma destacan que actualmente tienen un acuerdo con 100 estaciones de servicio de YPF y 50 sucursales de Farmacity. Apuntan a ampliar esta modalidad a una mayor cantidad de rubros en el corto plazo.

"Desde que comenzamos a promover la operatoria con las diferentes promociones, creció siete veces la cantidad de pagos con QR", cuenta Fernández.

En rigor, Prisma ofrece todos los meses algún tipo de beneficio a sus usuarios, de manera directa mediante Todo Pago o a través del banco del usuario.

Por su parte, la empresa de Marcos Galperín lanzó la campaña #MPChallenge, que comenzó con el desafío de algunos usuarios de Mercado Pago de pasar un día entero abonando sólo con la billetera digital. Es decir, sin recurrir al efectivo.

Luego, la compañía redobló la apuesta: abrió a los consumidores la posibilidad de acceder a importantes beneficios y rebajas simplemente a partir de que compartan un link entre sus conocidos.

"La campaña orgánica se viralizó rápidamente. En un día se vieron centenares de personas que mostraron su experiencia abonando con QR en las redes", destacan desde Mercado Pago.

"Con este tipo de activaciones, queremos impulsar al público que aún no se animó a probar el sistema y que los comercios vean el nivel de aceptación que tiene el código QR entre los consumidores. Además, a que descubran los beneficios que puede brindar esta modalidad a su negocio", explican.

Yacaré, una empresa entrerriana que es pionera en el sector, selló un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que todas las facturas de los servicios porteños lleven impresas su código QR.

Según encuestas que realizó Prisma entre los usuarios que pagaron con la app de Todo Pago, tres de cada cuatro califican la experiencia como muy buena e indican que ganaron tiempo, les resultó innovadora y una experiencia segura.

"Una vez que los usuarios prueban esta alternativa, se vuelven usuarios recurrentes, ya que valoran la funcionalidad y perciben el valor de utilizarla", sostiene Fernández.

La fidelización del cliente es clave para darle impulso a esta operatoria, que si bien está creciendo a pasos agigantados, aún representa una pequeña porción dentro de los medios de pagos.

El dinero "físico" pierde protagonismo

Los métodos de pago electrónico nacieron luego de que el Banco Central, a partir de la gestión de Federico Struzenegger impulsara la reducción del uso de efectivo y dejara integrada la Mesa de Innovación Financiera, que reúne a los principales actores del mercado para encontrar el modo de impulsar nuevas metodologías.

"El gran desafío es que el dinero digital reemplace con el tiempo al billete físico. Más allá de las cuestiones de ahorro de costos y de seguridad, es fundamental que el incentivo fiscal esté alineado", asegura Larravide, de Red Link, a iProUP.

En este sentido, propone: "El dinero electrónico no debería tributar y los gravámenes deberían cargarse sobre el movimiento de efectivo".

Desde Mercado Pago agregan que el QR tiene mucho potencial, y que el gran objetivo que persigue la firma es que cada vez más locales se adhieran.

"Vemos que es una modalidad altamente aceptada y creemos que es un avance hacia un modelo 100% libre de cash, más ágil y seguro para todos", detallan.

Larravide puntualiza que una de las claves es ampliar el ecosistema digital y que todos los actores de mercado puedan operar de forma coordinada para bajar costos y ser más eficientes.

Se refiere a que todos los QR sean interoperables, para que un comercio que tenga un código QR de un prestador (Mercado Pago, Todo Pago o VALEPei, por ejemplo) pueda ser escaneado (y pagado) con la billetera virtual de otra empresa.

Hoy, hay algunas empresas, como Yacaré o Todo Pago, que aceptan el uso de otras billeteras, pero aún no está generalizado en el mercado.

En definitiva, los beneficiados son tantos los comercios, con costos bajos para adecuarse a la normativa de aceptar débito, y los usuarios, que no sólo ganan con promociones y campañas por usar esta operatoria, sino que además cuentan con la comodidad de abonar directamente desde su celular.

"Desde Todo Pago apuntamos a ser una plataforma que mejore el estilo de vida de los usuarios. Buscamos impactar de forma positiva en la vida de las personas", resume Fernández.

Suena lógico. Todo está dado para que estas billeteras virtuales se consoliden en el mercado y convivan con otras modalidades electrónicas, mientras el uso de efectivo vaya cediendo terreno.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Te puede interesar