Transformación e innovación ¿hacia dónde vamos?

Transformación e innovación ¿hacia dónde vamos?
El experto analiza cómo la pandemia aceleró procesos digitales y las oportunidades que se generan para diversos rubros de la economía
Por Gastón Galanternik*
09.09.2021 10.00hs Economía Digital

La pandemia aceleró la digitalización de prácticamente todas las compañías, potenciando inicialmente a aquellas que tenían un ADN digital. Las empresas e instituciones que no habían avanzado en esta transformación se vieron sumamente estresadas por la baja de actividad y la imperiosa necesidad de adecuarse a trabajar de manera remota. Aquellas que lograron adaptarse a estas circunstancias pudieron alcanzar niveles de productividad y ventas equivalentes a los prepandemia.

En este sentido la migración al comercio electrónico fue clave. De acuerdo con un informe que realizó la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) junto a la consultora Kantar, en 2020 hubo casi 1,3 millones de personas que empezaron a comprar a través de internet. De esa forma, las ventas por canales online crecieron un 124% respecto al año anterior y 6 de cada 10 individuos compran algún producto al menos una vez por mes, y la mitad de los compradores post-pandemia ya son usuarios cotidianos o regulares.

Cabe destacar que, a pesar de la recesión económica, las cifras anteriormente mencionadas refuerzan que el camino al proceso de la transformación digital potencia y reafirma a distintos actores de nuestra sociedad. Aprovechando ese impulso, las startups tecnológicas se afianzan.

Debemos destacar la creación de nuevos unicornios, empresas que lograron escalar sus negocios, logrando inversiones sumamente relevantes. Un ejemplo de esto es que hace pocas semanas Tiendanube informó de una ronda de inversión record de US$500 millones. Con esta coyuntura, las industrias que más se potenciaron son las que se engloban en los verticales Fintech y Salud.

Con este contexto, podemos observar que la transformación y la innovación están en pleno auge. Pero es importante preguntarnos hacia dónde vamos y hacia dónde queremos ir.  Como mencionamos anteriormente, un buen indicio lo podemos ver hoy con la nueva camada de startups se comienza a gestar, con un fuerte posicionamiento en el impacto, apoyadas por fondos privados y públicos que toman al impacto como un valor no negociable.

En la Argentina es de suma importancia la articulación entre el sector privado y el sector público. Desde la Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham) impulsamos y potenciamos todo tipo de iniciativa que genere nuevas oportunidades que incluyan el impacto, la innovación y la diversidad.

Para ello el 14 y 15 de septiembre estaremos realizando una nueva edición abierta y gratuita del AmCham Transformation Business Forum en la que diferentes actores de estos sectores debatirán y disertarán sobre la transformación en los negocios y la digitalización de valor con foco en el Mindset y nuevas tecnologías, entre otros.

Otro frente que está tomando mayor relevancia, es Govtech, donde debemos considerar tanto la colaboración público-privada con startups innovadoras como la transformación digital de los gobiernos.

En ese sentido, podemos destacar el trabajo que recientemente la Red de Innovación Local (RIL) realizó sobre el Relevamiento de Transformación digital de la situación de 50 municipios de 21 provincias del país, de las cuales 16 son ciudades capitales, en un lapso de dos meses. El estudio en sí fue una iniciativa público-privada, donde participaron la Universidad Austral, la CAF y empresas como Red Hat y Amazon Web Services. Como resultado, los municipios están en un puntaje de 59% de avance en la estrategia de transformación digital.

Si bien se debe trabajar en todos los sentidos, "cultura y gestión" debe ser un foco, ya que obtuvo un promedio de 47,9%, siendo el más bajo. Por el contrario, "la dimensión más avanzada" es la de tecnología y conectividad con un promedio del 72,1%. Un dato no menor, es la disparidad entre los diferentes municipios, con puntajes extremos de 93 y 25 puntos.

En conclusión, es visible que ya existe un gran recorrido en materia de innovación y digitalización, pese a las circunstancias adversas que trajo la pandemia, la tecnología nos permitió desarrollar y acelerar diversas cuestiones. Ahora es cuando debemos seguir trabajando por un horizonte con foco en el impacto que tiene la tecnología.

*Gastón Galanternik es líder de Innovación en AmCham