Comprá ahora y pagá después: cómo hacerlo sin tarjetas de crédito

Comprá ahora y pagá después: cómo hacerlo sin tarjetas de crédito
Esta modalidad está presente en distintos puntos del mundo de la mano de un gran número de empresas que se focalizan específicamente en el mercado BNPL
Por iProUP
04.05.2021 08.20hs Economía Digital

Comprá ahora, pagá después, todo sin tarjeta de crédito. Este modelo no es solo un modo de financiación para sus usuarios sino un método de pago. El sistema se integra dentro de la página de venta del negocio o puede utilizarse en persona a través del uso de un código QR. De esa forma, el cliente puede optar por pagar su compra en cuotas sin interés mientras que el comerciante puede recibir el dinero en el momento.

La monetización pasa por el cobro de un porcentaje a los comercios que no suele ser muy elevado y es incluso conveniente en comparación con los gastos que propone el uso de tarjetas. El mayor beneficio para los negocios es poder ampliar sus opciones de pago, atrayendo así a más cantidad de público. Mientras que el beneficio de los clientes es, en primer lugar, poder acceder a una compra en cuotas incluso sin tener tarjetas de crédito o estar bancarizado y por otro lado, la posibilidad de pagar en cuotas sin costos extras.

Esta modalidad está presente en distintos puntos del mundo de la mano de un gran número de empresas que se focalizan específicamente en el mercado de financiamiento BNPL, lo que en inglés se conoce como buy now, pay later o compra ahora, paga después. A nivel local, en Argentina existe la fintech cordobesa Wibond que propone este innovador sistema en el mercado local.

 

"Wibond es un medio de pago digital que permite a los usuarios comprar en cuotas sin usar tarjetas de crédito ni estar adherido a un banco. Es una solución que requiere de mucha tecnología y conocimiento; pero nuestro objetivo está claro, tomamos algo muy complejo y lo simplificamos para que tanto comercios como consumidores puedan tener acceso a esta herramienta", explica Marco Novaira Business Developer de Wibond.

En gran medida, el éxito de estas nuevas fintech está en la revalorización que supieron hacer del usuario, ya que lo ponen en el centro de la experiencia. Supieron entender que el usuario estaba cansado de lidiar con comisiones ocultas y trámites engorrosos, mientras que notaron que lo que necesita es una experiencia de compra simple, rápida y sin fricciones.

Esto favorece no solo al cliente sino también al comercio que perdía ventas por las complicaciones que pueden presentar los sistemas tradiciones de pago. "Hoy en día es muy caro para las empresas vender con tarjetas de crédito, pero al mismo tiempo los clientes necesitan una opción ya que hay productos o servicios que quizás son caros y se complican en un solo pago. Nosotros ofrecemos esa herramienta que facilita la concreción para ambas partes." explica Novaira.

Estas fintech no sólo funcionan como una modalidad de financiamiento sino que forman parte de la estrategia de marketing de los comercios, ayudando a amenizar la experiencia de compra del cliente. La cultura financiera está cambiando y dependerá de la adaptación que logre tener el mercado, que realmente se dirija hacia un lugar de innovación que consiga una mayor inclusión financiera.

Sobre Wibond

"En el 2020 Argentina fue el país número uno de crecimiento de comercio electrónico a nivel mundial, con una suba del 79%; sin embargo, todo lo relacionado a los pagos con tarjeta de crédito se redujeron un 12%. ¿A dónde están yendo todos estos consumidores que se están volcando a lo online pero no pagan con tarjeta de crédito?".

La reflexión la hace Marco Novaira, Business Developer de Wibond, la fintech que ofrece un sistema de pago digital y financiación sin necesidad de que medie un banco y que recibió el primer premio del Programa de Innovación Financiera del Banco Central en 2019.

"Wibond nace inicialmente en 2018 como una billetera virtual para empresas porque había una gran necesidad en corporaciones grandes de automatizar y digitalizar la cadena de cobros, había mucha burocracia y pensamos que, con un poco de cabeza, se podía hacer mucho más simple", recuerda Novaira.

El modelo de negocio de la compañía fue evolucionando hacia un medio de cobro electrónico para que las empresas que contrataban sus servicios permitieran a sus clientes abonar con la app.

"Hoy lo más importante es que Wibond es un sistema de pago digital que permite a los usuarios pagar en cuotas con o sin interés y la principal ventaja es que es sin tarjeta de crédito, uno no necesita ni banco ni tarjeta para poder acceder a pagar, por ejemplo, en seis cuotas sin interés", señala el emprendedor.

Según Novaira, "existe una tendencia muy marcada en las nuevas generaciones de consumidores, que prefieren no usar tarjeta de crédito. Hay toda una tendencia mundial, sobre todo en Europa y Estados Unidos, de fintech que permiten pagar en cuotas sin intereses pero sin bancos de por medio y centradas sobre todo en la experiencia del usuario", asegura.

"Los jóvenes venimos con una mentalidad de que necesitamos las cosas simples, claras, rápidas, sin fricciones. Tal vez los sistemas tradicionales se están quedando atrás en satisfacer esas nuevas necesidades y expectativas del nuevo consumidor", indica.

Y añade que estas nuevas fintech "ponen al usuario en el centro de la experiencia, le brindan una experiencia simple, rápida y sin fricciones, mientras que comprando con las alternativas tradicionales tal vez tienen costos ocultos, comisiones ocultas, no son lo más ágil del mundo o son difíciles de entender para una persona que no tiene tiempo y cada vez tiene menos atención".

De este modo, las compañías que usan Wibond empresas pueden ofrecerle a sus usuarios abonar:

  • En el momento
  • A 30 días: sin interés y pagan la totalidad al mes siguiente
  • En 3 pagos sin interés
  • Pagar en cuotas financiadas: de 3 a 36 cuotas y, según promete Wibond, "con las tasas más bajas del mercado"

En este modelo de negocios, Wibond cobra un cargo por la transacción. "El cliente paga en cuotas y nosotros le adelantamos el dinero al comercio a cambio de una pequeña comisión", confía el emprendedor.

Esta fintech busca ser también una estrategia de marketing y que "el viaje de compra" comience en Wibond, por lo que junto a los comercios realizan una selección de productos para promocionar.

Sin embargo, la operación en esas promociones no se reduce al mundo online, sino que también se puede pagar en la tienda física a través de un código QR.

Wibond está seguro de que las financieras digitales hoy cumplen roles fundamentales en la cultura financiera y económica del mundo. "Yo creo que hay dos grandes avances hacia donde está apuntando el fintech: la democratización financiera por un lado y la innovación", remarca.

Respecto a la inclusión financiera, Novaira asegura que "Argentina es un país muy particular porque tenemos gran parte de la población sin bancarizar y muchas billeteras virtuales apuntan a cambiar eso y a darle acceso al mundo de las finanzas y los pagos virtuales a personas que hoy no pueden tener una cuenta bancaria por cuestiones económicas o culturales".

Además, remarca que otras fintech apuntan a brindar "una experiencia innovadora: a traer soluciones que están funcionando afuera y que están dando muchos resultados, sobre todo en lo relacionado a métodos de pago y criptomonedas, hay mucha innovación en ese sentido".

"Hoy, el desafío principal para Wibond es la apertura de nuevos mercados. Estamos abriendo en Chile y para fin de año planeamos abrir en España y empezar a trabajar allá", anticipa el emprendedor.

Y concluye: "El modelo es 100% escalable y hay mucho mercado y clientes que hoy no tienen opciones o están atados a las alternativas tradicionales. Wibond viene a darles una solución".

Economía Digital en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído