Más artículos

Quiénes son y en qué trabajan los emprendedores argentinos premiados por el MIT

Quiénes son y en qué trabajan los emprendedores argentinos premiados por el MIT
WeBio y Sigmind fueron los dos proyectos locales premiados en el marco del desafío 100K LATAM, una iniciativa para emprendedores impulsada por ITBA y MIT
Por Juan Silvestrini
25.10.2018 14.47hs Startups

El camino del emprendedor está plagado de desafíos: darle forma a una idea, llevarla a cabo, presentar un producto mínimo viable (MVP), conseguir fondos, entender las regulaciones para operar, entre muchas otras trabas que, a veces, frenan el camino de la innovación. Sin embargo, los concursos para startups y emprendedores suelen ser una buena salida para darle el empujón necesario a una idea.

Desde el Instituto Tecnológico de Buenos Aires confían en este modelo y junto al Massachussets Institute of Technology (MIT) desarrollaron el desafío 100K Latam, un concurso para emprendedores que reunió representantes de toda la región. La gran final tuvo dos ganadores argentinos: WeBio y Sigmind.

Bioimpresión a la orden del día

WeBio es un startup dirigida por un heterogéneo grupo -dos de sus creadores son franceses, uno es belga y el restante es argentino- basado en Argentina que se especializa en la bioimpresión de tejidos para ayudar a las farmacéuticas a mejorar sus procesos de ensayos clínicos. De esta forma, sus clientes pueden probar sus drogas antes de salir al mercado. A largo plazo, quieren usar estos tejidos para medicina regenerativa y para crear órganos.

El equipo está integrado por los ingenieros Laurent Rodriguez, Simon Gabriac, Nicolas Berenfeld y el doctor en biología Carlos Luzzani. “Después del proceso de impresión queda como una gelatina. Ahí se guarda en el medio de cultivo y las células se van difundiendo, reemplazando la gelatina por el tejido. Hoy trabajamos cuerpos óseos y cartílagos”, explica Gabriac en diálogo con iProUP.

De esta forma, las empresas podrán trabajar sobre entornos similares al cuerpo y evitar pruebas con animales, ya que poseen una estructura muy diferente a los humanos.Esto permite determinar de forma mucho más temprana si una droga es eficiente sin poner en riesgo la salud”, agrega.

En un futuro, van a trabajar para implantar sus tejidos directamente en el cuerpo, pero para llegar a esa etapa faltan varias regulaciones: “En Estados Unidos se está trabajando mucho, pero tiene que ver cómo se regula. No queremos hacer una prueba poniendo en riesgos su salud, va en contra de nuestra filosofía”, agrega Rodriguez.

La startup ganó en su categoría, Accelerate, y recibió u$s 10.000, que usarán para comenzar a montar su propio laboratorio. Hasta ahora, todo el desarrollo se realiza en conjunto con el instituto FLENI. El próximo paso es conseguir más inversión para lograr su independencia.

Un aliado para psicólogos

Presentada como la primera herramienta que utiliza el discurso para cuantificar la probabilidad de padecer enfermedades mentales, Sigmind tiene como objetivo estar presente en todos los smartphones de los psicólogos para asistirlos durante el proceso de diagnóstico.

Es un conjunto de algoritmos de inteligencia artificial, principalmente de machine learning, que analizan el discurso de los pacientes y calculen métricas. La idea es que funcione como unlaboratorio de la mente’, donde haya parámetros como la coherencia o la positividad del discurso para los especialistas tengan de referencia, explica Raúl Echegoyen, integrante del proyecto.

Si bien está en una etapa temprana de desarrollo, ya cuentan con una app para psiquiatras que se está utilizando en tres instituciones en Latinoamérica: “El feedback de los psicólogos y psiquiatras es muy positivo”, subrayan. Además de entregar datos analíticos secuantifica la probabilidad de que una determinada droga sea efectiva en función de las características de la condición mental del paciente”.

Con base en Buenos Aires, pero con una idea de expansión global, desde la empresa quieren integrarse con obras sociales y guardias clínicas para concretar el ansiado crecimiento. Sigmind fue la elegida de la categoría Pitch, de ideas o emprendimientos en la fase inicial de desarrollo, y ganó un premio de u$s 3.000.

Perú también tuvo a su representante

La contaminación ambiental es un problema global que preocupa a gobiernos y empresas. Por eso nació qAIRa, como una solución que propone implementar redes extensas de Drones Andinos en conjunto con Hangares qBOX (módulos móviles) y Módulos qHAWAX (módulos estáticos) para monitoreo de calidad del aire. Estas herramientas costo-efectivas envían información de calidad del aire en tiempo real a un mapa de contaminación.

Ganadora de la categoría Launch -con un premio de u$s55.000- esta empresa quiere medir el nivel de contaminación del aire en todo el mundo: Nuestra visión es poder democratizar esta información para que todos podamos tener una idea que tan limpio o contaminado es el aire que respiramos en el día a día, asegura Mónica Abarca, CEO y cofundadora de qAIRa.

Para llevar adelante su negocio, entregan un paquete completo, con el hardware, la licencia de software y el mantenimiento, integramente desarrollado por ellos. Bajo un contrato anual, todos los meses cobran un canon a sus clientes para mantener el servicio. En el futuro, quieren volcar el negocio cien por ciento a los datos.

El producto apunta a dos sectores fundamentales: las industrias extractivas como la minería, energía e industrial, porque ellos tienen que cumplir ciertas reglamentaciones de calidad de aire; y, por otro lado, el sector gubernamental, que debe ocuparse de que se cumplan las leyes ambientales”, agrega Abarca y destacan que ya están trabajando con varias municipalidades en Perú y el gobierno de Chile, país al que apuntan con especial interés debido a su fuerte industria minera.

 
Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain