Más artículos

En computadoras y móviles

Crece el uso del dinero electrónico en la Argentina

Crece el uso del dinero electrónico en la Argentina
Si bien aumenta la cantidad de argentinos que lo utiliza, las potencialidades de este tipo de soluciones aún tiene mucho por hacer en la vida cotidiana
07.11.2018 10.11hs Mundo Fintech

Link, empresa argentina que brinda soluciones tecnológicas aplicadas al sistema financiero, los medios de pago y la innovación al servicio de las personas presentó informe sobre el uso del dinero electrónico (UDE), que tiene por objetivo analizar y compartir los datos de esta modalidad monetaria.

El informe que envió la compañía a iProUP, que se elabora con base 2017 igual 100, con la información mensual actualizada a septiembre de 2018, permite obtener las siguientes conclusiones:

El UDE por canales se ubicó en septiembre de 2018 en 93,9 puntos ajustado por inflación y estacionalidad, con base 100 el promedio diario de cada mes de 2017, mientras que el monto en pesos del UDE con igual base fue de 89,6 puntos.

Medido de igual forma, el índice del total de depósitos privados a la vista en el conjunto de la economía (cuenta corriente y en caja de ahorro) cayó a 90,4 puntos.

La serie del UDE ajustadoa por inflación y por estacionalidad desde diciembre de 2016 bajó 1,3% en el caso de los canales, a tono con la recesión que afecta a la economía y la caída de la demanda de dinero privado en 4,9% en valores reales, pero por los beneficios de uso y acciones fiscales para avanzar hacia una mayor formalización de la economía el monto de las transacciones electrónicas se elevó 8,6 por ciento.

En el acumulado de los primeros nueve meses de 2018 el uso de los canales electrónicos creció 5,3% y el uso del dinero electrónico se elevó 3%, mientras que el total de depósito privados a la vista virtualmente disminuyó 1,2 por ciento.

La frecuencia de uso de los distintos canales evidencia que, mientras en cajeros automáticos se realizan 8,1 transacciones promedio por mes (de las cuales 4,4 son extracciones de efectivo con montos promedio de $2.046); en “home banking” asciende a 80,1 transacciones mensuales; 54,1 en móviles y en el caso de billetera digital fue de 13 operaciones por mes.

La billetera digital Valepei es la que experimenta crecimientos exponenciales, desde diciembre de 2016 a septiembre de 2018 los montos de envío de dinero en promedio crecieron de $390 a $1.510.

En términos de cantidad de personas que lo usan, Valepei supera las 123 mil descargas de las tiendas de aplicaciones y tiene más de 80 mil usuarios activos.

Por cuarto mes consecutivo el total de las transacciones efectuadas por el conjunto de usuarios de la red Link se ubicó, con unos $234 mil millones, en torno al equivalente a 29% del promedio de los depósitos privados a la vista (cuenta corriente y caja de ahorro).

Frente a una disminución del total de depósitos privados en cuentas corrientes y cajas de ahorro en la economía, esto es del dinero disponible para transacciones bancarias, de 1,2% en valores desestacionalizados y ajustado por inflación en los primeros nueve meses de 2018 en comparación con similar período del año previo, el UDE se elevó 3% y el uso de los canales electrónicos se intensificó en 5,3 por ciento.

El pago de impuestos y servicios en forma electrónica alcanza casi 2 millones de personas, es decir un 19% más en un año y 51% desde diciembre de 2016; y las transferencias inmediatas entre cuentas bancarias ascendió al pico de 2,4 millones, se elevó 60% en comparación con septiembre de 2017.

Sobre un total de más de 356 millones de transacciones realizadas en septiembre de 2018, el canal más utilizado fue “home banking” con un 46%, cajeros automáticos tuvo un 31% y móviles con el 23% restante.

Las cuotas de participación por canal guardan similitud con la registrada el mes anterior. Si bien crece mes a mes la cantidad de argentinos que utiliza el dinero electrónico, las potencialidades de este tipo de soluciones aún tiene mucho por hacer en la vida cotidiana de las personas.

Por ejemplo, en el caso de telefonía celular, según el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), el 88% de las líneas en la Argentina son prepagas, es decir que los titulares deben recargar saldo para utilizar el crédito en llamadas o Internet.

En números esto implica unos 54,5 millones de líneas celulares. En el mes de septiembre de 2018, sólo 254 mil usuarios recargaron su celular a través de algún canal electrónico con montos promedio de $86 por recarga.

Algo similar ocurre con la recarga de saldo para transporte (SUBE y otros) mientras que el Ministerio de Transporte informó que hay aproximadamente 14 millones de viajes en transporte público, solo se realizan 103 mil transacciones de recarga en septiembre de 2018 con montos promedio por usuario por mes de $199.

Ambos datos indican que los usuarios de canales electrónicos, no tienen incorporado el hábito de cargar saldo de SUBE y celular por canales electrónicos.

El total de usuarios del dinero electrónico creció 83% entre diciembre de 2016 y septiembre de 2018, en lo que respecta a transferencias inmediatas; 38% para el pago de impuestos y servicios públicos; fue del 5% para el caso de las compras con tarjeta de débito.

La cantidad de personas y empresas que se inclinan por el uso del dinero electrónico sigue creciendo mes a mes. Desde diciembre de 2016 a septiembre de 2018, se observa una migración de la concurrencia al cajero automático en un 6% y “home banking”, 28%, hacia los canales móviles: se elevaron 88% en ese período, y en el caso particular de la billetera digital se expandió 663 por ciento.

“La generalizada falta de tiempo, la masificación absoluta de los dispositivos móviles y la cobertura de conexión a Internet, tanto por banda ancha, uso de Wi-Fi y 4G (tecnología de cuarta generación en telecomunicaciones inalámbricas), hacen que los usuarios se inclinen a las soluciones en la palma de su mano tanto para soluciones de ‘mobile banking'” como aplicaciones de billeteras digitales que continúan su “abrupto crecimiento”, según el análisis de Link.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain