Más artículos
Pedís online, te llega comida casera y la cocinás en 15': Simpleat, la startup argentina que quiere que comas sano

Pedís online, te llega comida casera y la cocinás en 15': Simpleat, la startup argentina que quiere que comas sano

La firma envía el platillo en una bolsa congelada que se prepara en agua hirviendo y hasta tiene un modelo de suscripción. Y busca llegar a toda la región
Por Sol Giorgetti
19.01.2020 06.07hs Leaders

El tiempo es una variable que escasea en estos tiempos: los argentinos están cada vez más horas fuera de sus casas, ya sea por trabajo, estudio o actividades recreativas. Al mismo tiempo, se impone una alimentación más consciente, con mayor atención sobre cuestiones nutricionales.

Según un estudio que realizó la consultora OH! Panel, más del 73% de la población del país incorporó hábitos más saludables en los últimos 5 años. Además, 4 millones eligen una dieta vegana o vegetariana, según indica un relevamiento de Kantar Insights Division.

Cocinar suele llevar mucho tiempo del que pocos disponen, por lo que puede convertirse en una traba a la hora de adoptar una vida más saludable. 

Simpleat llegó como una solución para estos casos: la startup creada en 2017 produce comidas individuales congeladas, que en 15 minutos de hervor quedan como recién hechas. 

"Mi socio y yo trabajabamos todos los días hasta super tarde, llegábamos a nuestras casas y no teníamos tiempo para cocinar y tampoco podíamos comer siempre lo mismo. Uno termina haciendo algo rápido para salir del paso y termina en comidas que no son del todo saludables. La verdad que queríamos comer mejor. Empezamos siendo nosotros mismos el cliente tipo del producto que queríamos armar", cuenta a iProUP Tomás Iakub, cofundador y CEO de Simpleat.

Hoy, el menú cuenta con más de 30 opciones gourmet, saludables y fitness, vegetarianas y veganas que incluyen:

- Carnes (de vaca, cerdo y pollo)

- Pastas

- Legumbres y cereales

- Verduras

"Vamos sumando platos constantemente. Todas las opciones las pensamos con nutricionistas, están hechas para las personas que tienen una vida activa, que trabajan todo el día y después se van a entrenar. Pudimos darle la vuelta a lo que eran las típica viandas para empezar a ofrecer muchísimas más comidas, y la principal diferencia es que no tienen conservantes ni aditivos y es comida real, hecha en cocinas como lo haríamos nosotros en nuestras casas", dice Iakub. 

Y agrega: "El cliente lo único que hace es abrir el freezer, elegir qué opción comer, poner agua a hervir y directamente meter la bolsa en la olla el tiempo que se indique".

Los productos se compran por Internet es online y pueden retirarse personalmente o elegir la opción del envío. Los precios de los platos varían entre 275 y 400 pesos cada uno -según el menú que se elija-, pero el valor puede cambiar según la cantidad que se adquiera. 

"Hacemos envíos a toda la Ciudad de Buenos Aires, Vicente López y Zona Norte del Conurbano todos los días. El cliente hace el pedido y al día siguiente ya tiene la compra en su casa. El envío está pensado para el horario en el que la mayoría de la gente llega de trabajar; entre las 19 y las 22", comenta el CEO.

Simpleat ofrece varias opciones: hay promociones y packs de 7, 14, 21 o 28 platos. "Empezamos teniendo la opción de venta por unidad y hace muy poco lanzamos la suscripción porque entendíamos que la gente todos los meses estaba comprando, entonces pensamos en cómo podíamos ayudarlos como empresa a que sea más fácil, más cómodo y hasta más barato. Así que lanzamos nuestros planes mensuales, en los que uno puede elegir los platos que quiera y nosotros los ayudamos a armar el plan ideal de comidas", explica.

Lado social

Partiendo de la premisa de querer hacer las cosas distintas, Simpleat buscó la forma de ayudar a las personas. "Queríamos ver una manera de darle algo a la sociedad, enfocarnos en cómo podemos ayudar primero a nuestros clientes para que tengan una vida más saludable, pero no solo desde la alimentación, sino también a que tengan una vida activa, que no tengan una vida sedentaria, y ahí entra toda la parte de ejercicio y salud mental. Ahora estamos yendo de lleno también para ahí", cuenta Iakub.

El próximo paso de los emprendedores fue "devolverle" algo a la sociedad que los ubique en ser la mejor empresa para Latinoamérica.

"Entendimos que había un montón de mujeres, madres de familia que estaban cocinando en lugares muy precarios y nos pusimos a pensar en cómo podíamos ayudarlas con todo lo que hacemos nosotros para unir fuerzas. Así arrancamos un programa del que también participa Felicitas Pizarro, la influencer y chef, donde las capacitamos. Vienen al centro de producción, cocinan un plato especial y la gente puede comprar ese plato. Todas las ganancias son para ellas", relata el emprendedor.

"Ahora, estamos queriendo llevar a cabo un desafío que llamamos 'vivir en equilibrio'. Consiste en ver cómo nosotros como empresa podemos ayudar a la gente a alimentarse mejor, alentarlos a hacer más ejercicio y a que puedan contribuir ya sea al medio ambiente o a la sociedad", explica Iakub. 

Y agrega: "Cada cosa que nosotros hacemos tiene que tocar esos tres pilares, desde el packaging que usamos hasta las acciones sociales que hacemos y los tipos de platos que ofrecemos que están pensados por nutricionistas. La idea es que podamos acompañar al cliente en ese recorrido. Creemos que es un propósito súper genuino y noble, entonces estamos abiertos a ayudar a la gente a transitar ese recorrido para que pueda comer mejor".

Expansión a Latinoamérica

La empresa fue seleccionada en los últimos días por Startup Chile para desembarcar en el país vecino. Simpleat recibirá una gran inversión y capacitaciones, lo que le abre una puerta para poder lograr uno de sus próximos objetivos: empezar a llegar a distintos países de Latinoamérica.

"Startup Chile fue lo que encendió este plan de expansión donde planeamos cubrir tres países más en los próximos dos años. Además de Chile, pensamos ir por Colombia y México, más allá de crecer en Argentina", proyecta Iakub. 

"Fue el empujoncito que a veces los emprendedores necesitamos, una ayuda también económica, de capacitaciones, muchas cosas que son súper útiles y básicamente entender que no estamos solos, que lo que estamos generando acá, también está pasando en otros lugares, entonces tenemos que ver cómo hacemos para escalar y llevarlo al próximo nivel", agrega.

Además de la convocatoria chilena, el propio Iakub fue distinguido con el galardón "Top10 Young Persons!" como uno de los jóvenes destacados del país. 

"Me reconocieron a mi, pero en realidad es importante destacar que lo tomo como un premio al equipo, sirve para marcar el camino y decir que estamos yendo en una buena dirección o que estamos haciendo cosas relativamente bien y creo que es un incentivo. Lo lindo de emprender es ver que lo que uno hace es algo genuino, algo que la gente valora y que es valorado también en el entorno", remarca.

A casi dos años de su lanzamiento, Simpleat pasó de vender 200 pasos mensuales a más de 7.000 por mes, pero según Iakub ahoraestán planeando una "ronda de inversión con la idea de recibir dinero para poder expandir y crecer más rápido". 

"Creemos que en los próximos 18 meses vamos a terminar vendiendo en Argentina arriba de 30 mil platos mensuales. En Chile arranca este incentivo de querer crecer cada vez más rápido y esta vez con dinero detrás para poder solventarlo", remarca el empremndedor, quien espera llegar a los 7.000 platos mensuales en el país trasandino en el primer año y medio de operación.

"El foco está en cómo podemos ayudar a las personas a vivir más simple y en equilibrio, y creo que pensando en grande, todo lo que se enmarque en ese sentido es algo que a nosotros nos va a interesar. Y también todo tipo de comidas; desayunos, meriendas, snacks de media tarde. Abarcar todo este tipo de cosas es un poco la visión que tenemos y creo que es lo más ambicioso de todo", concluye.

Lo más leído