La herencia "buena": mirá los avances de Macri en transformación digital del Estado que deberá continuar Alberto Más información
Más artículos

Ley de Economía del Conocimiento: la exportación de servicios llegará a los u$s15.000 millones

Ley de Economía del Conocimiento: la exportación de servicios llegará a los u$s15.000 millones
Desde el 01/01 de 2020 las empresas de software y servicios digitales contarán con un régimen de promoción con beneficios impositivos: ¿qué se logrará?
01.12.2019 13.02hs Innovación

Con la nueva ley que entra en vigencia el 1 de enero se incrementan los incentivos fiscales para las empresas de software y las de economía del conocimiento.

Una de las consecuencias de su aplicación es que se prevé que las exportaciones del sector, de los u$s1.800 millones actuales, alcancen los u$s15.000 millones en 2030.

La nueva ley extiende a otros sectores, como biotecnología, los beneficios con los que ya contaban las empresas comprendidas en la Ley de Software de 2004. A partir de ese régimen de promoción se crearon 70.000 nuevos puestos de trabajo, las exportaciones pasaron de u$s170 millones a u$s1.800 millones y se generaron más de 30 polos tecnológicos en todo el país.

Desde el sector confían en que este nuevo régimen les permitirá expandir las exportaciones y llegar a u$s15.000 millones en los próximos diez años. Y aseguran que le devolverán con creces al Estado la inversión que está haciendo a través de las exenciones impositivas. "Aun con una estimación de crecimiento muy moderada, la producción de ingresos fiscales compensa largamente al sacrificio fiscal", dice Luis Galeazzi, presidente de Argencon, una de las cámaras del sector.

Según un estudio elaborado por la comisión de impuestos de Argencon, en la próxima década por cada peso de promoción fiscal el Estado recaudará $1,75. Para llegar a este número realizaron una estimación de expansión del sector a una tasa del 5,7% anual, que significa 144.000 nuevos empleos hasta 2030. La implementación de la nueva ley representaría u$s1.000 millones de superávit fiscal en ese período.

Ya hay más 120.000 personas trabajando en el sector. En el caso de un programador senior el salario medio es de $74.870 mensuales, suma que para el Estado representa $23.000 en concepto de contribuciones patronales, aportes previsionales, impuesto a las ganancias e ingresos brutos.

¿Cómo impactan las turbulencias económicas? "Estos son negocios de mediano largo plazo y sufren las incertidumbre macro, por eso es importante contar con un marco normativo adecuado", señala Galeazzi. "No es que seamos una isla, lo que ocurre es que este es un sector de expansión a nivel mundial. Lo que tenemos que determinar es si estamos corriendo en el primer pelotón, en el segundo, o entre los rezagados. Yo creo que estamos en el segundo pelotón con chances de ir mejorando".

"Las actividades de la economía del conocimiento son las más dinámicas: el empleo entre 2007-2017 creció 65% más que en el resto de la economía y las ventas también aumentaron en el mismo período: 70% frente a un aumento general del 12%. Exportamos tanto como los autos y generamos muchos más ingresos de divisas porque no tenemos importaciones", sostiene Galeazzi.

Sergio Candelo es presidente de la Cámara de la Industria del Software (CESSI), la entidad que nuclea a más de 800 empresas del sector. Para este año estiman que las exportaciones aumentarán 16,4%. "Como resultado de la promulgación de la ley esperamos que se incluyan nuevas empresas en esta industria, que no solo promueve la calidad, talento y capacitaciones sino que también aumenten las exportaciones".

Las empresas que están actualmente comprendidas en el régimen de la anterior Ley de Software tienen hasta el 31 de diciembre de este año para manifestar que desean continuar con el régimen y luego tendrán plazo hasta el 30 de junio del 2020 para ajustarse a los requisitos.

Beneficios impositivos

La Ley 27.506 dispone la creación de un Régimen de Promoción y establece reducciones e incentivos fiscales para empresas de software, informática, biotecnología, servicios profesionales exportables e industrias del entretenimiento y creatividad.

Las empresas podrán acceder a los beneficios cuando al menos el 70% de la facturación anual se genere en una de las actividades mencionadas.

Los incentivos impositivos incluyen estabilidad fiscal, reducción y devolución de contribuciones patronales, y reducción de la alícuota de impuesto a las Ganancias. Los beneficiarios quedarán alcanzados en la alícuota reducida del 15%, en la medida en que mantengan su nómina de personal en los términos y condiciones que establezca la reglamentación.

Empresas de distintas actividades podrían verse beneficiadas por la nueva ley.

Roberto Wadmaister es fundador y CEO de gA, una compañía global de procesamiento de datos. "Las exportaciones de nuestros servicios representan el 85% de nuestra facturación. Creemos que en línea con el nuevo régimen, en los próximos años lograremos generar empleos de calidad y regulados, más exportaciones y mayor crecimiento bajando costos y multiplicando la innovación", dice. Tienen 1.300 consultores trabajando para la compañía y 11 oficinas localizadas en Estados Unidos, España, Israel, Bélgica, México, Brasil, Chile y Argentina.

También desde Etermax, la empresa especializada en gaming y creadora de Preguntados, le ponen fichas a la nueva ley. Máximo Cavazzani, fundador y CEO de Etermax, detalla que la firma ya tiene "más de 350 empleados en Buenos Aires, Montevideo y Berlín. Para 2020 tenemos grandes expectativas en línea con el exponencial crecimiento sostenido que registra la industria del gaming a nivel internacional, regional y local".

En 2014, la marplatense Lorena Comino junto con tres colegas lanzó Facturante, una solución de facturación electrónica en la nube que hoy deja márgenes anuales de u$s400.000 y cuenta con 4.000 clientes en Argentina entre profesionales y empresas como Telefónica, Personal, Mercado Libre y Mc Donald’s.

El proyecto nació en 2014 y tras una inversión de u$s90.000 hoy cuenta con 13 integraciones propias con plataformas online, medios de pago digitales y ERP. "Facturante se posicionó como un software de facturación electrónica para todos los canales de venta de una empresa. Permite integrar la facturación con el sistema de gestión, logrando automatizar el proceso completo de venta y registración", explican desde la empresa.

A futuro, los objetivos de la firma son dos. Por un lado, estar integrados con la totalidad de las empresas referentes del mercado de cobros digitales y plataformas de ecommerce (hoy están en un 80%) y por el otro, posicionar la solución en el mercado latinoamericano para aquellos clientes que tienen presencia regional.

"Queremos desarrollar una estrategia de expansión regional, seleccionando los países en los que existe una oportunidad de mercado real y factible de ingresar como es el caso de Colombia, Perú y México", indica Comino. "Para 2020 esperamos duplicar lo que logramos en el 2018, ya que venimos creciendo mucho en este año y cerrando algunas alianzas muy prometedoras", indicó Clarín.

Te puede interesar