Más artículos

Polémico: los implantes cerebrales permitirán que los gobiernos y empresas puedan "leer la mente" de los ciudadanos

Polémico: los implantes cerebrales permitirán que los gobiernos y empresas puedan "leer la mente" de los ciudadanos
Las interfaces neuronales, que pueden registrar o estimular la actividad cerebral, podrían estar expuestas al abuso cuando que se vuelven más sofisticadas
11.09.2019 10.07hs Innovación

Las personas podrían "volverse telepáticas hasta cierto punto", gracias a las tecnologías de interfaz neuronal en desarrollo, según la Royal Society, la Academia de Ciencias del Reino Unido.

La entidad advirtió que las interfaces neuronales (dispositivos implantados internamente o usados externamente que pueden registrar o estimular la actividad cerebral) podrían estar expuestas al abuso a medida que se vuelven más sofisticadas.

Los implantes neuronales y las interfaces externas ya tienen licencia en el mundo de la medicina y se están utilizando para tratar afecciones médicas, desde accidentes cerebrovasculares hasta epilepsia.

Pero las compañías tecnológicas están entrando en acción, y la Royal Society dice que los gobiernos deben actuar rápidamente para establecer algunos límites éticos.

A principios de este año, el empresario multimillonario de tecnología Elon Musk dijo que su compañía, Neuralink, planeaba comenzar las pruebas en humanos en 2020 con electrodos ultrafinos. Se insertarían en el cerebro para ayudar a las personas con síndrome de enclaustramiento o parálisis a comunicarse a través de una computadora o un teléfono.

Mientras tanto, el fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, ha mostrado interés en el "tecleo telepático". La compañía de medios sociales apoya la investigación sobre la creación de auriculares capaces de transcribir un vocabulario de 1.000 palabras, a un ritmo de 100 palabras por minuto, solo por pensar.

"Podrás pensar en algo y tus amigos también podrán experimentarlo de inmediato si lo deseas", dijo Zuckerberg en 2015. "Esta sería la mejor tecnología de comunicación". En un informe titulado "iHuman: líneas borrosas entre la mente y la máquina", la Royal Society dice que estas nuevas tecnologías traen posibilidades emocionantes y riesgos.

Las interfaces neuronales ofrecen una nueva frontera para tratar afecciones como demencia, parálisis, afecciones de salud mental u obesidad, según el informe. Tim Constandinou, director del Laboratorio de Interfaces Neuronales de Próxima Generación (NGNI) en el Imperial College de Londres y codirector del informe, dijo en un comunicado de prensa: "Para 2040 es probable que las interfaces neuronales sean una opción establecida para permitir a las personas caminar después de la parálisis y abordar la depresión resistente al tratamiento, incluso pueden haber hecho realidad el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer".

Pero también podrían ser mal utilizados por corporaciones y gobiernos, con acceso a datos neuronales y compartidos. Las interfaces neuronales "plantean nuevos riesgos: los riesgos de estados de ánimo o pensamientos a los que acceden empresas, gobiernos u otros; riesgos para la privacidad y los derechos humanos; y los riesgos de aumentar las desigualdades sociales", señala el informe. Incluso podrían cambiar la naturaleza misma de lo que significa ser humano, dice. 

La Royal Society está instando al Gobierno del Reino Unido a que inicie una investigación nacional sobre las tecnologías de interfaz neuronal y cómo deben ser dirigidas.

"Si bien los avances como la comunicación fluida entre el cerebro y la computadora parecen una posibilidad mucho más distante, debemos actuar ahora para garantizar que nuestras garantías éticas y regulatorias sean lo suficientemente flexibles para cualquier desarrollo futuro", dijo Constandinou. "De esta manera podemos garantizar que estas tecnologías emergentes se implementen de manera segura y en beneficio de la humanidad", agregó.

Otro codirector del informe, Christofer Toumazou, del Imperial College de Londres, dijo en el comunicado que la tecnología era tan "inimaginable" como lo eran los teléfonos inteligentes hace unas décadas.

"Podrían aportar enormes beneficios económicos al Reino Unido y transformar sectores como el Servicio Nacional de Salud, la salud pública y la asistencia social, pero si un puñado de empresas dicta la evolución, entonces se podrían dejar de lado menos aplicaciones comerciales", dijo Toumazou.

Como con tantos avances tecnológicos, esta nueva frontera tiene el potencial de ayudar y menospreciar a la humanidad. Desafortunadamente, incluso la lectura mental no puede ayudarnos a predecir en qué dirección irá.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Innovación
Te puede interesar
Recomendadas