Más artículos

Amazon da para todo: ahora entregó un Volkswagen Escarabajo 0km embalado en una caja gigante

Amazon da para todo: ahora entregó un Volkswagen Escarabajo 0km embalado en una caja gigante
Por primera vez en la historia de Amazon en México, la compañía entregó un vehículo por medio del punto de venta en línea, un Beetle 0km
21.08.2019 08.45hs Innovación

Amazon y Volkswagen encontraron un nuevo camino para la compra de autos en México.

Esta semana, por primera vez en la historia de Amazon en México, la compañía entregó un vehículo por medio del punto de venta en línea, una de las 60 unidades del Beetle Final Edition.

La atención mediática se centró en el coche y en el comprador, Joaquín Jasso, quien lo recibió en la puerta de su casa en el interior de una caja de cartón sobre una unidad de transporte de carga.

La estrategia de Amazon se concentró en esta novedad, pero con un toque infalible de promociones, ya que durante julio de este año, la empresa reveló que al estrenar la nueva forma de comprar autos en México, implementaría una oferta exclusiva de internet, para reservar un auto por 20 mil pesos.

Esta idea es simplemente genial si se considera que México es un país conectado casi por completo.

Se espera que la penetración del comercio electrónico en México crezca hasta el 52.7 por ciento de la población.

Entre los mercados con mayor participación de e-commerce en América Latina están: Brasil (38.3 por ciento), Argentina (22 por ciento) y México (19.4 por ciento)

La tendencia en la nación mexicana indica que en el último año, las ventas en línea subieron 28.3 por ciento, lo que significa un negocio de 17 mil millones de dólares, según la Asociación de Internet.

A esto hay que sumar el potencial de las promociones, que son tan relevantes para el consumidor que 28 por ciento de la inversión publicitaria en México se concentra en ellas.

Es por ello que la idea de Amazon y Volkswagen resulta tan positiva para la industria, ya que enfrentarán retos como todo lo nuevo, pero es una pauta para desarrollar el sistema e ir afinando los detalles hasta que se haga una práctica habitual que cumpla con lo que finalmente busca conseguir la tecnología: facilitar todo al ser humano.

El auto llegó en caja con una ventana de plástico transparente para que se vea el producto, que tiene un costo de 410 mil pesos mexicanos.

Te puede interesar
Recomendadas