Más artículos

A pesar del fallo en contra, las apps de delivery siguen operando en Buenos Aires

A pesar del fallo en contra, las apps de delivery siguen operando en Buenos Aires
Si bien los controles en las calles continúan, desde el sector aseguran que ya no se incauta mercadería y que no se suspendieron las tarjetas
16.08.2019 17.25hs Innovación

Rappi, Glovo y Pedidos Ya, técnicamente están suspendidas y no deberían funcionar. El fallo del juez Roberto Gallardo está apelado pero sigue vigente. Sin embargo, las plataformas siguen circulando normalmente en las calles.

La causa está vigente y tramita en la Justicia en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, y el paso siguiente será la respuesta de la Sala I de la Cámara de Apelaciones, que ya convalidó un primer fallo de Gallardo en la misma causa.

En abril, el juez ya le había ordenado a la Ciudad que prohíba la actividad de Rappi, Glovo y Pedidos Ya en todo el territorio porteño, hasta que sus repartidores cumplan con las medidas de seguridad exigidas a partir de una modificación hecha en 2016 al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad.

Además, se estableció un plazo para para solicitar la habilitación para operar y su inscripción en el Registro único de Transporte en Motovehículo y/o Ciclorodados (RUTRAMyC).

Actualmente, controla que los repartidores tengan casco, chaleco refractario, libreta sanitaria y la caja fija en la moto o en la bicicleta, ya que no la pueden usar como mochila.

El conflicto judicial tuvo su inicio en diciembre, cuando firmas nucleadas en la Cámara de Empresas de Mensajería en Moto y Afines de la República Argentina (CEMMARA), con el apoyo del sindicato, iniciaron una acción de amparo para que se tomen "las medidas necesarias para regularizar el funcionamiento" de estas app; además de "implementar controles para que la actividad se desarrolle en acuerdo con la ley". 

Mientras tanto, las empresas trabajan normalmente; incluso sigue vigente el pago con tarjeta de crédito. Desde el sector aseguraron además que los repartidores ya no están sufriendo la incautación de las mercaderías que transportan.

Por su parte, fuentes del Ejecutivo porteño aseguran que siguen adelante con los controles y multan a aquellos que no respetan el Código de Tránsito.

De acuerdo a la información oficial, desde abril, en 20 puestos, se realizaron 7.667 controles a ciclistas y motociclistas que trabajan para aplicaciones de delivery. Hubo 705 ciclistas y 425 motociclistas infraccionados.

Además, desde mayo se realizan cursos de educación vial específicos para deliverys. Los encuentros duran 3 horas y se brindan conceptos de seguridad vial y normas de convivencia. Los hace la secretaría de Transporte porteña y, desde fines de mayo, los hicieron unos 700 repartidores. A los que rindieron el examen se les otorgó un casco.

Te puede interesar
Recomendadas