Quién es Frances Haugen, y por qué se ha convertido en la "enemiga número 1" de Facebook

Quién es Frances Haugen, y por qué se ha convertido en la "enemiga número 1" de Facebook
Frances Haugen es una exempleada de Facebook que ha estado revelando en entrevistas y medios las prácticas secretas de la compañía para con sus usuarios
Por iProUP
10.10.2021 13.52hs Innovación

La semana comenzó complicada e inusual para Facebook. Su creador, Mark Zuckerberg, no solo debe afrontar pérdidas de casi u$s6 millones por la caída masiva de las redes, sino que salió a la luz una denuncia de una exempleada, Frances Haugen en la que revela el verdadero trasfondo de la compañía.

Si bien este lunes 4 de octubre ya se conocieron parte de las declaraciones, habría más revelaciones de la exempleada que comienzan a salir a la luz. Haugen remarcó que "la firma sabe lo que pasa dentro de ella y dónde se engaña repetidamente al público sobre los efectos nocivos de sus plataformas". 

Frances Haugen tiene 37 años. Como Mark Zuckerberg. Ambos estudiaron en Harvard. Ella llegó con un título en ingeniería informática para hacer un posgrado. Él, la quinta persona más rica del planeta, abandonó la carrera para dedicarse a la rentable tarea de dominar el mundo a base de conectarlo de un modo nunca visto antes en la historia. Es improbable que coincidiesen en sus años universitarios. Sí se puede afirmar que sus caminos acabaron cruzándose en 2019, cuando Haugen fichó por Facebook, la compañía valorada en casi un billón de dólares que Zuckerberg fundó hace 17 años.

Haugen explicó ante el subcomité de Protección al Consumidor, Seguridad de Productos y de Datos del Senado de EE.UU. que el tiempo que estuvo trabajando en la empresa se dio cuenta de una "verdad devastadora": la compañía oculta información al público y a los gobiernos.

"Los documentos que le proporcioné al Congreso prueban que Facebook engaña al público de forma repetida sobre lo que su propia investigación revela acerca de la seguridad de los niños, la eficacia de su inteligencia artificial y su papel para expandir mensajes divisorios y extremistas", enfatizó.

Frances Haugen durante la entrevista donde sacó al aire todos los trapos sucios de Facebook
Frances Haugen durante la entrevista donde sacó al aire todos los trapos sucios de Facebook

Haugen compareció este martes ante el Subcomité de la Cámara Alta de los Estados Unidos después de las filtraciones que ella misma hizo en los últimos días al diario The Wall Street Journal. La informante reveló su identidad en una entrevista emitida el domingo con el programa "60 minutes", del canal de televisión CBS. 

La exempleada se llevó consigo miles de documentos internos cuando dejó la compañía en mayo, desilusionada por lo que esos papeles demuestran: que Facebook trabaja con algoritmos que alientan una discordia que a veces cuesta vidas; que sus herramientas están diseñadas para crear dependencia y aumentar el consumo; que hacen poco por controlar al crimen organizado o que es mentira que traten a sus más de 3.000 millones de usuarios por igual. Y, lo que más ha encendido los ánimos en Estados Unidos, que sus gestores sabían que lo que ofrecen asoma a una porción nada desdeñable de las adolescentes (13%) al vértigo de los pensamientos suicidas y la anorexia. Todo ello, según Haugen, solo por dinero.

Ella durante más de tres horas y hasta tuvo algún golpe genial, como cuando sugirió una salida digna para Facebook: "Declárense en bancarrota moral y admitan sus errores". O como cuando a la pregunta de si se podía considerar a Zuckerberg el último responsable de esos algoritmos, planteó un sinuoso argumento que desembocaba en la culpabilidad del magnate sin acusarlo directamente.

Esa misma noche, después de un mes de escándalos, el aludido rompió su silencio con un comunicado de 1.200 palabras en las que, por no decir, no decía ni el nombre Haugen. El escándalo de estas semanas ha abortado muchos de los planes de nuevos desarrollos de la empresa, y no solo la herramienta Instagram Kids, que ya que quedó aparcado a finales del mes pasado.

Hace aproximadamente un mes, Haugen presentó al menos ocho quejas ante la Comisión de Bolsa y Valores, alegando que la empresa oculta la investigación sobre sus deficiencias a los inversores y al público.

Entre la caída de sus sevicios más las nuevas denunicas contra sus empresas, no ha sido una buena semana para Mark Zuckerberg
Entre la caída de sus sevicios más las nuevas denunicas contra sus empresas, no ha sido una buena semana para Mark Zuckerberg

El asalto al Capitolio del 6 de enero, organizado ante la pasividad de Facebook, fue la guinda. En marzo, se mudó desencantada a Puerto Rico para teletrabajar. Ahí es cuando empezó a recopilar material de Workspace, una red social dentro de la red social accesible a los 60.000 trabajadores de la compañía. Le sorprendió la cantidad de información sensible al alcance de cualquiera de ellos. Cuando estuvo claro que no continuaría en su puesto dejó un último mensaje en ese foro: "No odio Facebook, la amo y quiero salvarla". Y entonces, se puso en contacto con Whistleblowers Aid, organización sin ánimo de lucro que ayuda a quienes tienen material sensible que difundir en nombre de la salud democrática. Esas revelaciones están amparadas por la ley estadounidense.

Esta semana, Haugen se ha abierto un blog al que uno puede suscribirse (y no recibir, de momento, nada), y que dice: "Frances cree firmemente que los problemas a los que se enfrentan hoy las redes sociales tienen solución. Podemos conseguir que vuelvan a sacar lo mejor de la condición humana". También se ha hecho una cuenta de Twitter que este sábado contaba con más de 63.000 seguidores.

Haugen también compartió los documentos con The Wall Street Journal, que publicó una investigación de varias partes que muestra que Facebook estaba al tanto de los problemas con sus aplicaciones, incluidos los efectos negativos de la desinformación y el daño causado, especialmente a las niñas, por Instagram.

"Todos los días, nuestros equipos tienen que equilibrar la protección de la capacidad de miles de millones de personas para expresarse abiertamente con la necesidad de mantener nuestra plataforma como un lugar seguro y positivo", resaltó Lena Pietsch, portavoz de Facebook, en un comunicado a CNN Business después de la entrevista en "60 Minutes". 

De momento, Haugen parece dispuesta a todo. En su comparecencia del martes invocó el ejemplo de legislaciones de protección a los consumidores, como las que afectan a los combustibles fósiles o al uso del cinturón en los coches. Marcaron época y hoy son incuestionables. La estudiante aplicada ha logrado agitar la opinión pública y que Estados Unidos se pregunte si a Facebook le ha llegado al fin su "Big Tobacco Moment", en referencia al histórico acuerdo de 1998 que prohibió anunciarse a las grandes empresas de tabaco y las obligó a pagar miles de millones de dólares para compensar los costes de salud relacionados con los peligros de fumar. Peligros de los que no advirtieron suficientemente, como, afirma Haugen, está haciendo ahora mismo Facebook con sus usuarios.

Fuente: El País

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído