Los 7 datos que nunca debés compartir por Internet

Los 7 datos que nunca debés compartir por Internet
Compartir la ubicación en tiempo real o la dirección de casa es muy peligroso. No sabemos las intenciones que hay detrás cuando piden saber dónde vivimos
Por iProUP
06.10.2021 09.46hs Innovación

El Instituto de Ciberseguridad español (Incibe) publicó una infografía que explica lo que no debés hacer al publicar datos personales en Internet y las consecuencias que pueden tener tus actos si no los realizas de manera responsable.

No compartas ni tu número de teléfono ni tu casilla de correo electrónico

Aunque es habitual utilizar nuestro número de teléfono móvil y nuestra casilla de correo electrónico para registrarnos en páginas web, si los compartimos libremente por Internet nos exponemos a ser víctimas de spam, correos estafa y ciberataques basados en ingeniería social.

Cada día recibís SMS o correos no deseados y no sabes de dónde han sacado su dirección. Es probable que haya sido por algún registro en una página de dudosa reputación. Para evitarlo, te sugerimos que abras una cuenta de correo destinado únicamente a darte de alta en webs y aplicaciones.

Dirección y ubicación

Compartir nuestra ubicación en tiempo real o la dirección de casa es muy peligroso. No sabemos las intenciones que hay detrás cuando nos piden saber dónde vivimos, qué sitios frecuentamos o cuando no estamos en casa.

Y sí, es relativamente fácil que los ladrones sepan donde vivimos y, a partir de ahí, seguir nuestros movimientos en las redes sociales, sobre todo cuando vas de vacaciones y lo publicas en tus redes.

Esta nota publicada ¡en 2012! detectó 870 viviendas en Buenos Aires que podían ser asaltadas en el verano de ese año porque sus habitantes había anunciado que no iban a estar en ellas por salir de vacaciones.

Con una computadora conectada a Internet los delincuentes tradicionales pueden investigar a sus víctimas.
Con una computadora conectada a Internet los delincuentes tradicionales pueden investigar a sus víctimas.

Fotos de menores

Los padres, abuelos y tíos muestran al flamante integrante de la familia, especialmente en las redes sociales. Pero no sabemos donde pueden acabar estas imágenes ni quién puede tener acceso. Lo más indicado es taparle la cara de alguna manera.

Fotos que te puedan comprometer

El hecho de subir fotos en las redes tiene un impacto en nuestra identidad y hay que hacerlo con cuidado. Publicar fotos comprometedoras de carácter íntimo o sexual puede suponer una gran amenaza para nuestra seguridad y tener consecuencias muy graves, como la sextorsión. Aunque publiques las imágenes en un perfil privado, nunca se sabe quién puede capturarlas. No te fíes.

Documentos personales

El DNI es otra de las maneras que tenemos de identificarnos como personas y realizar trámites con el Estado, a través de Internet. Si revelamos nuestro número de DNI exponemos, por ejemplo, a una suplantación de identidad y el uso de nuestros datos de manera fraudulenta

Nuestro DNI -el número o una foto del documento-, el carné de conducir, un contrato de trabajo o los datos bancarios son datos muy sensibles. Si revelamos alguna de ellos nos exponemos, por ejemplo, a una suplantación de identidad y el uso de nuestros datos de manera fraudulenta.

Los DNI contienen información útil para que los delincuentes cometan sus fechorías.
Los DNI contienen información útil para que los delincuentes cometan sus fechorías.

Conversaciones privadas

Del mismo modo que no podemos hacer públicas fotos de terceros sin su consentimiento, tampoco podemos hacer pública una conversación privada, ya sea en forma de captura de chat, en un archivo de sonido o en cualquier otro formato.

No es algo que tengamos que compartir en Internet, especialmente si contienen datos personales o información que pueda considerarse revelación de secretos, y que la otra persona preferiría no difundir.

Opiniones, quejas o comentarios comprometidos

Este podría ser el consejo más cuestionable de todos, por la forma en que está planteado. El Incibe explica que es habitual utilizar Internet para expresarse y compartir críticas y quejas.

Sin embargo, un comentario subido de tono publicado en las redes puede provocar que personas puedan sentirse ofendidas o incluso atacadas, y que podrían no tomarse muy bien nuestros comentarios.

En las redes sociales hay personas muy susceptibles que te pueden generar problemas, pero no por ello debes dejar de decir lo que piensas. El Incibe recomienda que expreses tus opiniones y quejas con respeto.

Innovación en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Lo más leído