Más artículos

Cuántos millones de dólares pierde Barcelona tras la cancelación del Mobile World Congress por temor al coronavirus

Cuántos millones de dólares pierde Barcelona tras la cancelación del Mobile World Congress por temor al coronavirus
"Tenemos la sensación de que llevamos meses trabajando para nada. Este año estaba siendo flojo y esto nos va a rematar", afirman en la capital catalana
13.02.2020 20.33hs Innovación

Tras la cancelación del Mobile World Congress en Barcelona por temor al coronavirus, las estimaciones por las millonarias pérdidas de dinero que enfrenta la ciudad significan un duro golpe para hoteles, restaurantes y empresas de viajes y turismo.

"La cancelación del Mobile (World Congress) es traumática para la ciudad. Es el punto más alto del año", dijo a la agencia AFP Ignacio Arias, director del hotel AC Som Marriott, muy cercano al recinto que acoge este evento organizado desde 2006 en esta ciudad mediterránea. "Son cuatro días de congreso totalmente lleno, rechazando peticiones y con las tarifas más altas del año. No hay una semana como esta", señala Arias.

El brote del nuevo coronavirus en China, país del que proceden algunos de los principales expositores, puso en jaque esta edición en la que sus organizadores, la GSMA, esperaba más de 110.000 asistentes y un impacto de 492 millones de euros (más de 500 millones de dólares) para la economía local.

Desde hace una semana se habían sucedido las cancelaciones de empresas por seguridad. Entre ellas, figuraban peces gordos del sector como LG, Ericsson, Sony u operadoras como Vodafone, Deutsche Telekom o NTT DoCoMo.

"Nosotros acogíamos a los montadores del stand de Sony, que ya ni han venido. Ericsson nos canceló unas 30 habitaciones, Intel y LG nos han cancelado las reservas de las salas de reuniones", dice la directora de otro hotel junto a la feria.

"Tenemos la sensación de que llevamos meses trabajando para nada. Este año estaba siendo flojo y esto nos va a rematar", lamenta esta mujer, que prefiere no revelar el nombre del establecimiento.

"Si las compañías deciden ellas mismas no venir, nos tiene que indemnizar parcialmente. Pero si la GSMA cancela el evento por motivos de seguridad, pueden alegar que no es su culpa", añade.

La desazón se extiende a otros sectores vinculados al turismo que, en plena temporada baja, ven en el Mobile World Congress un oasis a su odisea en el invierno.

"Para la ciudad es bastante desastroso. Y aunque no sea su culpa, puede tener un efecto en su imagen de organizadora de congresos y ferias internacionales", dice Ángel Barbero, profesor de la EAE Business School.

Desde 2006, Barcelona se llena a finales de febrero de ejecutivos de firmas tecnológicas que copan las habitaciones de hotel, llenan salas enteras de restaurantes y alquilan decenas de coches y limusinas.

Te puede interesar