Más artículos

Lo que viene, lo que viene: vas a poder pagar en cuotas sin interés con tu tarjeta de débito

Lo que viene, lo que viene: vas a poder pagar en cuotas sin interés con tu tarjeta de débito
Un informe de Link muestra un fuerte avance de los nuevos medios de pago para que uses cada vez menos el efectivo. Las claves del fenómeno
Por Federico McDougall
03.05.2019 06.15hs Finanzas 4.0

Los indicadores económicos no hacen más que traerle malas noticias al Gobierno y a los argentinos: inflación, consumo, pobreza y desempleo muestran mes a mes los peores registros de la gestión macrista.

En este marco de "pálidas" y de promesas incumplidas, hay un objetivo que en su momento se propuso el Banco Central que sí se está cumpliendo: el menor uso de efectivo "físico" en favor de los canales digitales, como cajeros automáticos, banca online y billeteras virtuales.

En efecto, la última edición del informe UDE (Uso de Dinero Electrónico), que elabora mensualmente Red Link, da cuenta de este crecimiento: en marzo, se alcanzó el pico histórico de poco más de $300.000 millones, lo que equivale a un tercio de los depósitos de la economía.

"Las operaciones que antes se hacían solamente en efectivo van decayendo y, como contrapartida, vienen ganando en participación las que se canalizan por el canal electrónico", explica en diálogo con iProUP Jorge Larravide, gerente comercial de Link.

A modo de ejemplo, remarca que "las empresas de cobranzas extrabancaria (como PagoFácil), que sólo percibían dinero en efectivo, en los últimos meses están incorporando y vienen creciendo con volumen fenomenales gracias al Pago Electrónico Inmediato".

Cada vez más comercios están utilizando nuevas formas de cobro, especialmente los barriales (como los autoservicios) que hasta hace poco sólo aceptaban cash. Según Larravide, "el repunte se basa en el consumo corriente. Es decir, en las compras de todos los días que para las que se han incorporado otras modalidades de pago".

En su visión, este avance hará que que el porcentaje de uso del dinero electrónico iguale al efectivo en el mediano plazo.

Por su parte, Martín Lang, country manager para la Argentina de Mastercard, afirma a iProUP: "Nuestros estudios indican que la curva de uso del comercio electrónico se cruzará con la físico el año que viene o el próximo".

Con esto en mente, la compañía selló una alianza con Mercado Libre para potenciar el ecommerce y los nuevos medios de pago en toda Latinoamérica.

Lo que viene, lo que viene

Ante la consulta sobre cuál será el próximo paso, el directivo de Red Link anticipa a iProUP: "Estamos preparando el lanzamiento de planes de cuotas pero con tarjetas de débito. Incluso, pueden ser sin interés para quienes están precalificados por el banco".

En forma paralela, El Banco Central también apunta a la misma idea: tal como diera cuenta este medio ultima detalles para relanzar un sistema de débito inmediato, que si bien data de 2017, distintas cuestiones impidieron que levante vuelo: se trata del Debin. 

Técnicamente, es un mecanismo de mensajería entre un comercio y un cliente, o entre un cobrador y un pagador, a través del cual se hace una transferencia inmediata.

En concreto, al momento de hacer una compra, el cliente le informa al vendedor su Alias o CBU. Éste envía un mensaje por Home Banking o Mobile Banking pidiéndole autorización para el débito. Validado el importe, la transferencia se realiza en el acto.

Lo interesante del caso son las dos variantes que presenta este instrumento:

- El débito en la cuenta puede hacerse por única vez y por el monto total

- Ambas partes acuerdan (en una sola operación) que todos los meses se debite un importe parcial, durante un período determinado.

En este último caso, similar una compra en cuotas con tarjeta, es lo que se llama "Debin recurrente" y es, precisamente, hacia dónde está apuntando el BCRA.

"Desde el Banco Central queremos que explote en cuanto a uso y por eso lo vamos a incentivar. Incluso, con algunos cambios para que las entidades lo vayan adoptando cada día más", aseguran a iProUP desde la entidad monetaria.

Beneficios por uso de la banca electrónica

Según los datos aportados por Link, en marzo se logró el récord de transacciones realizadas a través de la banca electrónica: casi 178 millones.

¿Qué significa esta cifra? que los argentinos usaron 84 veces su home banking en apenas un mes. Y que la banca móvil rozó las 111 millones de operaciones, a razón de 63 veces mensuales por usuario.

Además de la ventaja de no tener que perder tiempo en los bancos y operar en cualquier momento y lugar, las entidades bancarias están alentando el uso de sus plataformas online para reducir sus costos operativos, ofrecer más servicios y captar más clientes.

En efecto, más del 50% de los plazos fijos hoy se canaliza a través de estos medios, con picos de hasta 80% en el caso de algunos bancos.

Gustavo Grigera, a cargo del área de home banking, pagos y transferencias de ICBC, indica que "la penetración digital crece de manera sostenida y es más alta cuanto mayor es la relación comercial del cliente". En los segmentos de altos ingresos, el porcentaje ronda el 80%.

La mayoría de los bancos brinda un "premio" más atractivo por efectuar los depósitos de manera online. "Tenemos una tasa preferencial de plazo fijo, que para alta renta es 40% por encima de lo que ofrecemos en pizarra por canales tradicionales", detalla Guillermo Jejcic, director de Marketing del Itaú, a iProUP.

El HSBC, uno más activos en cuanto a su estrategia electrónica, otorga entre 1 y 1,5 puntos porcentuales más por operar los plazos fijos sin ir a la sucursal. El Ciudad, el Provincia, el BIND, el Francés y el Macro, entre otros, también brindan mejores tasas por realizar plazos fijos a través de Internet o el celular. Y los resultados están a la vista.

Con respecto a los créditos, el ICBC no sólo ofrece una tasa de interés menor por obtener préstamos de manera online, sino que además lo otorgan de manera inmediata.

En el Itaú, hay una mejora de entre 7 y 8 puntos porcentuales en los créditos personales respecto del precio de pizarra. El Francés también beneficia a estos clientes con interés más bajo que en las sucursales.

El Macro y el HSBC, en tanto, brindan la posibilidad de tener la línea aprobada con acreditación inmediata. En este último, el 15% de los créditos que otorga es a través de los canales digitales. En el Provincia, el 50%.

Por su parte, las entidades también ofrecen beneficios por realizar operaciones cambiarias: en algunos casos, una mejor cotización; en otros, la posibilidad de un horario ampliado.

En el primer grupo se ubican el Credicoop, el Supervielle y el Francés, y los públicos Nación, Ciudad, que comercializan el dólar hasta 10 centavos más barato que en las sucursales. En el Ciudad el 63% de las operaciones ya se realiza por canales electrónicos.

Billeteras virtuales

El informe de Red Link sólo reporta los datos de ValePEI, su propia billetera electrónica, que fue utilizada 15 veces en marzo promedio por usuario. Es decir, se usó un 50% que los cajeros automáticos. El ticket promedio fue de $2.325 durante ese mes.

El aumento en el uso de las e-wallets está dado, principalmente, por dos cuestiones relacionadas: no sólo ofrece más comodidad al no tener que salir con la billetera, sino que además se evita el robo o la pérdida de dinero y tarjetas.

"Desde que lanzamos los pagos con código QR en Argentina, el crecimiento en el uso ha sido exponencial. Ya procesamos más de 3,5 millones de operaciones", señala Paula Arregui, Senior VP de Mercado Pago, a iProUP.

Además, las diferentes billeteras electrónicas ofrecen, por ejemplo, la posibilidad de abonar en cuotas sin interés con las tarjetas de algunos bancos, una herramienta que permite "patear" deuda a bajo costo en este escenario de alta inflación.

Por ejemplo, Mercado Pago ofrece hasta seis pagos sin recargo para todos los locales que operen con QR y en rubros donde históricamente no hubo financiación, como supermercados chinos, mayoristas, estaciones de servicio, tiendas de mascotas, etcétera.

TodoPago es la e-wallet de Prisma, dueña de Banelco, que ofrece hasta 12 cuotas fijas y, dependiendo de promociones puntuales, puede haber planes más cortos sin interés y descuentos de hasta 50% en varios rubros, como estaciones de servicio, indumentaria, jugueterías, gastronomía, turismo, etcétera.

Cajeros automáticos

Entre los canales digitales, el de menor frecuencia de uso fue el cajero automático: nueve veces por mes en promedio, de acuerdo con el informe UDE. Gran parte de esa baja performance se debe a la escasa densidad de terminales que hay en el país, lo que realza la comodidad de operar con otros instrumentos.

La Argentina apenas posee 60 máquinas cada 100.000 personas, mientras que Brasil dispone de casi el doble y Uruguay de un 50% más, según el Banco Mundial. Además, el BCRA estima que por cada 10 localidades, dos no cuentan siquiera con una sola terminal.

De acuerdo con expertos, se necesitan al menos 50.000 equipos más para cubrir el territorio. Esta cifra resulta ser tres veces superior a la que presenta la realidad actual, incluso considerando las dos redes que operan en el país y que totalizan 16.000 cajeros (Link, 9.200; Banelco, 7.200).

Con la venia del Central, se están desplegando los denominados cajeros extrabancarios, es decir, aquellos que no están en entidades financieras. De esta forma, los dueños de los locales pueden comprarse un equipo, recibir ingresos por comisiones, atraer más gente al local y "descargar" el efectivo de caja para evitar robos y costos de transporte de caudales.

"Es un negocio de crecimiento geométrico. Las comisiones acompañan el valor del dólar y la inflación aumenta el volumen de transacciones", explica a iProUP Sebastián Ponceliz, CEO de Odissey Group, que a mitad de año traerá sus cajeros Octagon al país.

Una de las firmas que ya los ofrece es Cajeros Express, de Red Link. Ya desplegó cerca de 300 y espera terminar el año con 500 unidades operativas.

"La inversión en la compra del cajero automático y la instalación inicial es de aproximadamente u$s7.500. Se recupera en sólo seis meses, considerando el ahorro del transporte de caudales y el ingreso por las comisiones de las operaciones", explica a Larravide a iProUP.

Por su parte, para adquirir una terminal Odissey hay que desembolsar entre u$s8.500 y u$s10.500 más IVA, además de u$s1.500 de costo de instalación. Desde la empresa aseguran que el recupero de la inversión es en un año.

Por su parte, Valeria Melchior, gerente de Productos de la división Procesamiento de Prisma Medios de Pago, señala a iProUP que Banelco prepara su propio servicio, que saldrá al mercado "en el corto plazo".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain
Finanzas 4.0 en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en economía digital, start ups, fintech, innovación corporativa y blockchain.
Más sobre Finanzas 4.0
Te puede interesar
Recomendadas